05 Agosto 2014

El alero americano refuerza perímetro del equipo universitario


Se trata de uno de los jugadores revelación de la pasada temporada. Scott Bamforth llegó como rookie al Baloncesto Sevilla procedente de la Universidad de Weber State, para convertirse en uno de los máximos anotadores de su equipo. Cuenta con un gran potencial para anotar desde la línea de triple y de media distancia, le gustan las bolas calientes y no rehúye la responsabilidad en los momentos decisivos. En su segunda temporada en la liga Endesa, se reencontrará con Diego Ocampo, quien trabajó con él en Sevilla. Este alero de 1,88 y 24 años, ocupa plaza de extracomunitario, llega por una temporada con opción a otra.

Scott Bamforth, natural de Alburquerque (Nuevo México, EEUU), comenzó su carrera en High School, dónde ya destacó por su capacidad para anotar. Su salto a la Universidad, lo dio de la mano de Weber State, dónde compartió vestuario con una de las actuales estrellas de la NBA, Damian Lilliard. En su último año en la NCAA, logró números punteros. En sus 37 partidos disputados promedió 31 minutos, 14 puntos, 2.4 asistencias, 3.8 rebotes, 1 recuperación, 14 en valoración y unos porcentajes de 45.6 en triples y 48.4 en tiros de campo. Cuenta con el récord de triples de la historia de la Universidad, con un total de 247. Unas cifras que le sirvieron para dar el salto a Europa con el Baloncesto Sevilla. En su primera temporada como profesional, ha logrado hacerse un hueco entre los especialistas de la Liga Endesa, logrando además, clasificarse con su equipo para disputar los playoffs por el título. En 37 partidos disputados (3 de ellos de playoffs), logró una media de 10,9 puntos, 4,3 rebotes y 1,7 asistencias en 26 minutos de juego.

Su progresión va en aumento. Este año veremos de lo que es capaz de conseguir, vistiendo la camiseta del Universidad Católica de Murcia CB.

fuente

Comunicación UCAM Murcia