11 Mayo 2014

El filial del Universidad Católica de Murcia CB cierra la temporada con victoria ante el CB Begastri y se proclama vencedor de la segunda fase del campeonato (89-71)


El Palacio de los Deportes de Murcia vivió la última jornada del ´Trofeo Federación´, que corresponde a la segunda fase del campeonato del grupo E. Los universitarios, gracias a la energía añadida de jugar en la cancha del primer equipo, supieron hacer un buen partido y cerraron la liga con el campeonato ganado (que ya se estaba matemáticamente conseguido antes de disputarse la jornada gracias al basket average).

El encuentro comenzó con sensaciones tímidas por parte del UCAM. El aro parecía hacerse pequeño para los del Segura y el CB Begastri aprovechó la ocasión para coger ventaja en el marcador. Sin embargo, Juan Ballesta fue el mayor peligro del aro visitante, que se vio amenazado durante el ecuador del primer cuarto gracias a un triple del joven murciano (14-20).

Las tornas cambiaron durante los minutos posteriores y los locales tomaron las riendas del encuentro. Muy inspirados y metidos en el choque, los jugadores de Paco Alarcón sumaron en confianza y concentración. La charla del técnico del UCAM entre el primer y segundo periodo no solo fue un estímulo positivo para la mentalidad universitaria, sino que supuso un extra de acierto y suerte contra el aro del CB Begastri.

Juan Ballesta nutrió a los suyos de asistencias muy valiosas que se transformaron en puntos de Álex Gómez y Manu Sánchez. Además, Marcos Molina contribuyó a labores defensivas, logrando una efectiva recuperación de balones que desquició la defensa ceheginera e hizo que cayera en un bajón de mentalidad. Con un parcial de 30-12 y un total de 44-32, el filial de ACB contestó con creces al juego rival del primer periodo y se fue al descanso con una cómoda ventaja.

Tras la reanudación, el CB Begastri apretó el marcador y desestabilizó a los universitarios con un acertado Lledó. El sanjaviereño, que milita en el equipo ceheginero esta temporada, hizo unos números que inquietaron a los locales (32 puntos, 13 rebotes y 40 de valoración). No obstante, la ventaja de puntos situó al UCAM por encima en el luminoso y el CB Begastri solo encontró apoyo ofensivo en el de San Javier (68-51).

En el último cuarto se pudo ver un choque más igualado. Las fuerzas de ambos equipos se fueron desvaneciendo conforme pasaron los minutos y el UCAM planteó un periodo más defensivo y táctico atrás. El parcial fue de 21-20 a favor de los de Paco Alarcón y se puso fin a una temporada que ha servido para crecer y madurar y, sobre todo, para aprender de las experiencias que el filial ha vivido para hacerse con la segunda fase del campeonato.

fuente

Rubén González