06 Abril 2014

El filial del Universidad Católica CB pierde su duelo directo frente al Power Electronics Paterna y deja abierta la conquista del Trofeo Federación


El Palacio de Los Deportes de Murcia vivió, además de un partido de ACB frente a Laboral Kutxa, un intenso y equilibrado partido de Liga EBA. Tras la victoria del primer equipo, el filial murciano jugó su encuentro frente al Power Electronics Paterna.

El primer cuarto fue de dominio visitante y los universitarios vieron muy de cerca el potente y duro juego ofensivo de los paterneros. El conjunto dirigido por J. Ferriz asumió responsabilidades y se llevó el primer asalto (12-22).

Ante el duro juego del Paterna, los de Paco Alarcón tuvieron que reaccionar para no salir con un abultado saco de puntos del Palacio. La labor motivadora del técnico en el minuto y medio que separaba primer y segundo cuarto, fue suficiente para cambiar la mentalidad de los universitarios. El partido recuperó sensaciones positivas para los murcianos y surgió el buen juego de Ballesta (11 puntos, 4 rebotes y 17 de valoración) que hizo de los locales un torrente ofensivo en detrimento de los paterneros. Parcial de 18-13 en el segundo cuarto y un total de 30-35 que acercaba a ambos equipos en el marcador.

Tras el paso por vestuarios, el UCAM Murcia dominó a su rival y lo sometió defensivamente con una poderosa actitud que impregnó de fuerza la personalidad y el carácter de los del Segura. Carlos Espasa (14 puntos, 5 rebotes y 15 de valoración) y Pablo Sánchez (13 puntos, 7 rebotes y 19 de valoración) se echaron a la espalda toda la responsabilidad del encuentro y supieron encarar el cuarto con éxito. No obstante, los minutos finales del periodo tuvieron un protagonista con nombre propio. Valle (19 puntos y 20 de valoración) sacó su muñeca a pasear y subió la moral del Paterna hasta revolucionar el último cuarto.

A pesar del buen del tercer periodo (21-19) que favorecía a los locales, pero los perjudicaba en el total (51-54), los paterneros apretaron y los de Paco Alarcón descuidaron la defensa pos unos instantes. Esto hizo que el Power Electronics Paterna se llevase el último periodo (23-25) y liquidase las últimas opciones de los universitarios por competir en el partido.

Con la posesión por parte del equipo entrenado por J. Ferriz, Marc Picó (11 puntos, 12 rebotes y 21 de valoración) que fue un seguro de vida en la defensa de los suyos durante todo el partido, recibió la última personal del choque y encestó sus dos libres, respondiendo así al triple universitario conseguido unos segundos antes. Con esta última acción, la bocina sonó por última vez en el Palacio de Los Deportes. “Si defendemos solo la mitad del partido, suelen pasar estas cosas”, declaraba Paco Alarcón tras la derrota de los suyos.

La próxima cita del filial del UCAM Murcia será frente al CB Alginet en tierras valencianas.

fuente

Rubén González