23 Marzo 2014

El filial del Universidad Católica de Murcia necesitó cinco periodos para superar a un defensivo UPCT Basket Cartagena


El Pabellón Príncipe de Asturias presentó un buen aspecto al llenarse, casi por completo, uno de los laterales del recinto. Con ambas aficiones dispuestas a acompañar a su equipo hasta la victoria, los cartageneros tomaron posesión del juego y comenzaron su agresiva estrategia de ataque, la cual solo se hizo factible en el primer cuarto. Por parte de los universitarios, Juan Ballesta (13 puntos, 3 rebotes y 15 de valoración) empezó a distribuir el ritmo y la velocidad de sus compañeros y lideró la ofensiva local durante los primeros instantes del encuentro. El murciano, además de estar soberbio en ataque, sirvió en bandeja algunas de las canastas más importantes (4 asistencias) y fue el principal líder del quinteto inicial de Paco Alarcón.

Con los primeros compases del choque muy igualados, se llegó al final del primer periodo con un ajustado 18-17 que no convenció al técnico local, ya que no dejó de pedir más intensidad a los suyos porque los visitantes rompieron la defensa universitaria constantemente. Además, el Cartagena se valió del buen estado de forma de Ureña (12 puntos, 9 rebotes y 20 de valoración) que, no solo participó de manera activa en la línea de arriba, sino que estuvo muy acertado en el rebote defensivo para impedir una abultada diferencia en el marcador.

El segundo cuarto se marcó con la misma pauta que el primero, no obstante, y sin soltar el acelerador, ambos equipos acusaron muchos fallos puntuales que dificultaron el juego y paralizaron el luminoso en varias ocasiones (pérdidas de balón y desacertadas acciones de cara a canasta). Con un ritmo pesado, se llegó al final del segundo periodo con un parcial de 18-14 y un total de 36-31 que dejó una segunda parte muy abierta.

En el inicio del tercer cuarto y con los músculos relajados, los universitarios se descuidaron hasta dejar su zaga huérfana de intensidad para parar al Cartagena. Por parte de ambos conjuntos, se vivió un bonito duelo entre Carlos Toledo (14 puntos, 5 rebotes y 13 de valoración) y Morales (10 puntos, 10 rebotes y 14 de valoración) que fueron los más destacados de la segunda parte con una aportación más defensiva que en partidos anteriores. El marcador no se extendió y acabó el periodo con un parcial de 11-15 a favor de los visitantes y un total de 47-46 que sirvió al público un final emocionante.

Por parte del UCAM Murcia, Alex Gómez (11 puntos, 6 rebotes y 18 de valoración) comenzó a poner tierra de por medio con puntos muy valiosos, pero siguiendo la estela defensiva que marcó el resto del partido, Javon McGee (17 puntos, 10 rebotes y 16 de valoración) dificultó la buena racha anotadora de los locales y permitió forzar la prórroga en el Príncipe de Asturias.

Con el cuarto consumido bajo un parcial de 16-17 y un total de 63-63, ambos equipos disputaron cinco minutos extras para romper el luminoso y decidir el encuentro. Desde el inicio, el UCAM jugó más fuerte en ataque y superó en puntos e intensidad la canasta y la defensa cartagenera. La nota negativa del partido fue la lesión de McGee, que se retiró a la banda quejándose de su rodilla derecha y no pudo acabar el choque. Victoria del filial de los del Segura, 72-67 y buena racha de tres partidos consecutivos ganando. Una vez más, los chicos de Paco Alarcón demuestran su enorme poderío físico y su talento para dominar las situaciones de tensión.

fuente

Comunicación UCAM Murcia