27 Febrero 2014




Con la Copa Federación bajo el brazo, el filial del Universidad Católica de Murcia CB comienza su andadura en el Trofeo Federación, nombre que recibe la segunda fase del campeonato liguero.

Los equipos que no se clasificaron para los playoffs de ascenso (UCAM Murcia EBA, Paterna, Cartagena, Alginet, Begastri y Archena) disputan ahora una fase de permanencia, que los universitarios afrontan en primera posición, con un mejor balance que sus rivales: siete victorias y tres derrotas.

Para iniciar la segunda fase, los chicos de Paco Alarcón viajan a tierras valencianas para medirse al Power Electronics Paterna, que cuenta con seis triunfos y cuatro derrotas tras una primera fase muy disputada, en la que destacó el pívot Marc Picó con promedios de 13,4 puntos, 6,9 rebotes y 18,9 de valoración por encuentro.
En su última visita al Pabellón Municipal, los universitarios salieron victoriosos y se trajeron los puntos a Murcia con un resultado de 65-73.

La defensa, clave

En el UCAM Murcia EBA, Marcos Molina, que suma 12,9 puntos, 7,9 rebotes y 13,8 de valoración por partido, será una de las principales armas para combatir el buen trabajo ofensivo del Paterna. “Somos un equipo que físicamente es muy fuerte, hacemos mucho hincapié en trabajar los aspectos defensivos”, explica el universitario.

fuente

Rubén González