08 Febrero 2014




Las dudas asaltaron el vestuario local antes de salir a la cancha, pero la tónica a seguir por el conjunto murciano fue clara: concentración y seguridad. La principal misión fue proyectar estabilidad y unión en un equipo que se compromete en las citas difíciles. El partido contra el líder no iba a ser menos, los de Paco Alarcón tenían el peso de recibir al Units Pel Basquet Gandía en el Príncipe de Asturias y supieron resolver la papeleta a golpe de muñeca y agresividad de cara al aro.

El primer cuarto tuvo peso y protagonismo en la figura de Marcos Molina (20 puntos, 9 rebotes y 21 de valoración) que contribuyó a que su equipo se pusiera rápidamente por delante en el luminoso. Sus 11 puntos en el cuarto fueron determinantes para minar la defensa visitante y comenzar a definir el estilo y la pauta que se iba a seguir el resto del encuentro. Por su parte, los gandienses poco pudieron hacer ante el buen juego local y el reparto de puntos entre sus jugadores fue lo más destacado de los primeros minutos del choque.

Tras el 26-14 del primer cuarto, en el segundo periodo apretó más el rival, pero la línea ascendente de puntos que llevaron los locales permitieron sacar del partido al Units Pel Basquet Gandía con 44-37 al descanso. Carlos Toledo (20 puntos, 8 rebotes y 16 de valoración) empezó a revolucionar el ataque de los suyos y dejó detalles arriba que estimularon y contagiaron la motivación de los universitarios.

Tras el paso por vestuarios, los visitantes ofrecieron más juego y se metieron de lleno en el partido. Los protagonistas más destacados fueron Javi Rodríguez (13 puntos, 5 rebotes y 15 de valoración) y Guilherme H. (10 puntos, 7 rebotes y 13 de valoración). El primero tuvo una notoria participación en el cuarto y tuvo mucha culpa de que su equipo ganase por la mínima en el parcial (21-22). Por su parte, Guilherme estuvo poco receptivo en los últimos minutos del encuentro y no anotó más puntos. Final del tercer periodo y los gandienses se acercaban peligrosamente en el luminoso (65-59).

Los de Paco Alarcón se mantuvieron firmes en el último cuarto y recobraron fuerzas gracias a la confianza que generaron en el tramo final del choque. Carlos Toledo se sumó a la “fiesta anotadora” de puntos y Pablo Sánchez (14 puntos, 7 rebotes y 11 de valoración) estuvo correctísimo ayudando al equipo en ataque y en defensa. Los visitantes, ante la falta de recursos arriba y la poca inspiración de sus jugadores más destacados, no supieron abordar la defensa bien hilada de Paco Alarcón. Así pues, este fue el segundo partido que los de Gandía han perdido en la presente temporada. Se llegó al final del encuentro con 92-68, un resultado que reafirma la condición ganadora de los universitarios y empuja al optimismo para fortalecer el juego y el espíritu de competición que tienen.

Como nota negativa hay que destacar el desafortunado golpe que se llevó Carlos Espasa en la cara y en el ojo. El molinense tuvo que ser atendido en la cancha y llevado al hospital para realizarle pruebas médicas. Afortunadamente, el jugador universitario está fuera de peligro y se recupera del percance con normalidad. Es una pieza fundamental en el engranaje murciano y todos deseamos que se pueda incorporar al equipo lo antes posible.

La próxima cita será contra el UB Archena el 15 de febrero a las 19:00 horas. Los del Segura disputarán la última jornada de liga en casa de los archeneros contra el último clasificado en la tabla.


fuente

Rubén González