25 Enero 2014




El ambiente era ideal para disfrutar de una jornada deportiva en el Pabellón Príncipe de Asturias. A pesar del aire que hizo por la tarde y los abrigos que empezaron a dejarse ver en las gradas, el equipo estuvo arropado en todo momento por el calor de su público.

Las miradas de los jugadores tuvieron nombre y apellidos: Serenidad, Concentración y Disciplina. En el calentamiento se pudo ver cómo el hambre de ganar se empezó a apoderar del filial del Universidad Católica de Murcia, comenzó así un intenso duelo. La posesión inicial corrió por cuenta de los locales y un ágil y atlético Pablo Sánchez (8 puntos, 8 rebotes y 15 de valoración) hizo justicia a los centímetros de altura que respaldan su condición y empezó a liderar a los suyos.

Con un asombroso trabajo en equipo y con la seguridad de afrontar el encuentro solo con la victoria en mente, Carlos Espasa lidió una magnífica aportación en el primer periodo con dos triples consecutivos que vestían al UCAM de traje de gala con etiqueta de confianza. En el rebote defensivo estuvieron insuperables y Marcos Molina (5 puntos, 5 rebotes y 4 de valoración) ya casi recuperado de su percance en el tobillo, comenzó a probar sensaciones en pista jugando 15 minutos dosificados en todo el encuentro.

Fue la tarde perfecta en la que todo salió bien: los tiros libres entraron, los triples acabaron en ovación desde la grada y el balón fluyó en la cancha con muchísima velocidad. Los paterneros, por su parte, poco pudieron hacer ante tanta agresividad ofensiva y el primer cuarto esbozó 26-9 en el luminoso.

José Mari García no supuso ningún problema para los universitarios, no obstante, quien apretó las clavijas en la defensa murciana fue Marc Picó (15 puntos, 6 rebotes y 21 de valoración) aunque no fue suficiente para desquiciar la distribución y planteamiento que el entrenador local, Paco Alarcón, dejó patente.

El segundo periodo no fue tan escandaloso y con un parcial de 22-17, los del Segura levantaron el pie del acelerador en los últimos minutos del cuarto. Quien dejó boquiabierto al graderío con su éxito en los triples fue Álex Gómez (18 puntos, 5 rebotes y 27 de valoración). El alicantino del UCAM metió cuatro de los cinco tiros de tres que lanzó y logró un 80% de acierto en su cuenta particular al final del partido. Se llegó al descanso con un trabajado 48-26 en el marcador.

Tras el paso por vestuarios, los pupilos de Alarcón salieron de nuevo con las garras preparadas. El jugador más destacado del periodo fue, sin duda, Juan Ballesta (20 puntos, 2 rebotes y 15 de valoración) que pasó por encima de la defensa rival y anuló por completo las opciones de remontada visitante. A los pocos minutos de la conclusión del tercer cuarto, los locales pudieron tomarse la licencia de relajarse sin alterar así su ritmo de partido. Por parte del Power Electronics Paterna, una de las mayores amenazas estuvo también en las manos de Cubells (13 puntos, 7 rebotes y 15 de valoración) pero la férrea línea de atrás, una vez más, amuralló la canasta local y acabó el periodo con 70-48.

Los minutos finales fueron de dominio universitario pero, a pesar del derroche físico que ambos equipos dejaron en la cancha, los paterneros no tiraron la toalla en ningún momento. Con la irremediable cuenta atrás del reloj y con la victoria asegurada, Juan Ballesta gozó de la última posesión del choque y durmió la pelota en sus manos mientras sonaba la bocina final en el Príncipe de Asturias. 83-59 en el marcador, un resultado que llena de ilusión a los jugadores y que certifica las palabras del base murciano al afirmar que los partidos restantes son finales para ellos.

Paco Alarcón está de enhorabuena. El técnico de Antequera suma su segunda victoria consecutiva y promete, con su planteamiento táctico, muchas alegrías para los seguidores universitarios: “La clave ha estado en el primer cuarto, era un reto difícil y hemos dado un paso al frente. Estoy muy contento, el equipo ha transmitido seguridad y confianza”.

La próxima cita del filial del UCAM Murcia será el 2 de febrero en Cehegín, frente al CB Begastri, a las 19:00 horas.

fuente

Rubén González