24 Enero 2014




El filial del Universidad Católica CB recibe en el Pabellón Príncipe de Asturias al Power Electronics Paterna. El partido, que corresponde a la jornada 15 del grupo E de Liga EBA, se jugará el sábado a las 18:30 en terreno murciano.

Los universitarios quieren seguir recuperando las sensaciones tras la victoria en el pasado partido frente al CB Alginet (55-78) y miran a los visitantes desde el retrovisor un puesto más arriba (6º). Los paterneros, que ocupan la séptima plaza y llevan un partido menos que el UCAM, llegan a Murcia después de su gran encuentro frente al CB Jovens Almàssera (81-70)

El Power Electronics Paterna tiene un balance a domicilio negativo que le da cierta seguridad a los murcianos con 1/7 victorias lejos de Paterna. Por su parte, los universitarios tienen un balance de 4/7 victorias en su pabellón, lo que supone una lanza a favor de los locales.

Para cumplir con el objetivo de ganar en casa y continuar la racha, el UCAM Murcia deberá prestar mucha atención a Marc Picó, que promedia 13,6 puntos, 7,5 rebotes y 20,5 de valoración. El pívot valenciano es uno de los posibles quebraderos de la defensa murciana y se complementa en pista a la perfección con José Mari García, que promedia 15,8 puntos, 3,1 rebotes y 15 de valoración.

Tras la intensa y dura semana de entrenamientos, los del Segura se vuelcan en el juego de rotaciones (habitual en el técnico de Antequera) para tratar el partido con agresividad y movimientos rápidos que desconcierten al rival. Para ello, los locales cuentan con el magnífico estado de forma de Juan Ballesta, que tuvo una magnífica presencia en la anterior jornada (16 puntos, 5 rebotes y 31 de valoración). El murciano confía en que el equipo vuelva a estar en los puestos altos de la clasificación y tiene claro cómo afrontar la situación actual: “Me siento muy bien físicamente y hay que ayudar al equipo. Estuvimos alejados de nuestro objetivo, pero los cuatro partidos que nos quedan serán finales para nosotros”, explicaba el base universitario.

fuente

Rubén González