11 Enero 2014




A pesar del ajustado resultado en el luminoso del Príncipe de Asturias, el filial del Universidad Católica de Murcia CB no mostró su mejor cara en el estreno de Año Nuevo. El juego empezó pesado para los locales, que no se sintieron nada cómodos en la cancha. Sin embargo, el UPCT Basket Cartagena supo aprovechar, durante los primeros minutos, la lentitud con la que el UCAM movía el balón.

Siendo el primer periodo una coraza de acero, el Cartagena no solo devastó la canasta universitaria, sino que también cerró con éxito su fila defensiva para impedir el desarrollo de juego y la rapidez que caracteriza a los de Paco Alarcón. Al término del primer cuarto, la diferencia empezó a ser abultada con 13-23 en el marcador.

Los minutos posteriores no fueron mejores. El UCAM Murcia necesitaba cambiar la mentalidad y responder con garra y casta las punzadas rivales, pero no fue hasta el ecuador del segundo periodo donde los locales comenzaron a despertar. Carlos Toledo (20 puntos, 7 rebotes y 26 de valoración) empezó a aparecer en el encuentro con llamativos gestos de calidad, abriendo la cancha para desconcertar al rival.

No solo apretó el Cartagena en la recuperación de balones por errores en los pases del UCAM, sino que además, los visitantes gozaron de un gran acierto en los rebotes defensivos. No obstante, la calidad de Toledo se vio sumada a la insistencia y el buen estado de forma de Molina (20 puntos, 7 rebotes y 22 de valoración) que entró en calor a escasos minutos de cerrarse el segundo cuarto. Se llegó al descanso con un cambio de mentalidad ejemplar del UCAM y con un mayor acierto de cara al aro (40-42).

Tras pasar por el vestuario, los de Paco Alarcón dieron un giro inesperado a la situación y desequilibraron la balanza, esta vez, a su favor. Centrados en el choque, los universitarios se mostraron más fluidos en el juego y tras un descuido defensivo de los cartageneros, lograron ponerse por delante en el marcador al atizar con vigor los ánimos visitantes.

No destacando en exceso por su línea de ataque, el UPCT Basket Cartagena tuvo a dos jugadores que despuntaron por encima del resto, Javon McGee (17 puntos, 9 rebotes y 16 de valoración) y Ángel Ureña (13 puntos, 3 rebotes y 11 de valoración). El primero, además de ser el máximo anotador del encuentro para su equipo, fue todo un estandarte en la zaga con seis rebotes defensivos de los nueve que cazó. El UCAM acabó el tercer cuarto con un una ligera ventaja (61-59) y destacando con Pablo Sánchez (8 puntos, 9 rebotes y 8 de valoración) en ataque.

El último periodo fue intenso y muy igualado. Ambas disciplinas ofrecieron un espectáculo digno de un gran derbi murciano. La diferencia entre el UCAM y el Cartagena se marcó durante el último cuarto, al alternarse continuamente la ventaja en el marcador, pero a falta de 13 segundos del final y con posesión para los locales, la mala suerte que los universitarios tuvieron durante gran parte del choque, apareció de nuevo para impedir la victoria.

Bocina final en el Pabellón Príncipe de Asturias con un luminoso que reflejó un ajustadísimo 79-80. Los de Paco Alarcón comienzan 2014 con una derrota y con la asignatura pendiente de pulir errores de conjunto: “Más que por actitud, hemos perdido por falta de concentración. Esto ha permitido que ellos se aprovecharan para estar muy fuertes en defensa”, explicaba el técnico de Antequera.

El próximo encuentro del filial del UCAM Murcia será el 18 de Enero (18:30 h.) en el feudo del CB Alginet.

fuente

Rubén González