11 Enero 2014

El equipo benjamín femenino del club universitario juega este sábado su primer partido y que enfrentará chicas contra chicos


Desde hace unos años para acá, la participación de la mujer en el deporte de la Región ha ido aumentando de forma considerable gracias a un cambio cultural que, desde clubes como el UCAM Murcia, se ha apoyado sin reservas.

A día de hoy, la escuela de baloncesto del club universitario cuenta con dos equipos femeninos, uno benjamín y otro alevín. Emilio Soler, entrenador del conjunto alevín femenino, considera fundamental esta integración al deporte desde edades tan tempranas. “El deporte educa, enseña, transmite unos valores fundamentales. Y todo esto tiene que estar tanto al alcance de las chicas como de los chicos”.
Tras 20 años como entrenador, y maestro de profesión, Emilio Soler tiene claro que “no sólo se educa en la escuela sino que, tanto en un campo de fútbol como en una cancha de baloncesto, los críos aprenden aspectos fundamentales de la vida”.

“En las categorías inferiores no se viene a ganar para ser el mejor, se viene a disfrutar y a ser feliz practicando deporte. Los objetivos profesionales ya vendrán después, ahora están para aprender y divertirse”, dice con convicción Emilio Soler.

Una de las novedades de este año ha sido la creación del equipo benjamín femenino, integrado únicamente por chicas de 7 a 9 años. Hasta ahora, en la categoría de Benjamines los equipos estaban formados tanto por niñas como por niños, pero la presencia, cada vez más numerosa, de chicas que se inscriben en la escuela ha permitido, por primera en la historia del club universitario, la formación del primer equipo benjamín femenino.

Para María Vera, su entrenadora, entrenar a estas chicas desde tan temprana edad es “algo muy especial”. La que fuese jugadora de baloncesto durante años, ve en estas jóvenes deportistas aptitudes nada comunes para su edad. “Son disciplinadas, curiosas, trabajadoras. Cuando están en los entrenamientos ves que se apoyan unas a otras, mostrando gran empatía. Es algo precioso de ver desde dentro”, comenta María con una gran sonrisa.

El primer partido de estas precoces deportistas, casi todas de 7 años, se jugará este sábado 11 de enero a las 10 h de la mañana en la pista auxiliar del Palacio de los Deportes de Murcia. Respecto a esto, María Vera tiene claro que “el objetivo no es ganar, es aprender y divertirse”. Curiosamente, el rival al que se enfrentan es de la propia casa, siendo el “Benjamín C” del UCAM Murcia el otro equipo que mañana saltará a la cancha.

De esta forma, y a través de estos proyectos deportivos, la UCAM y el UCAM Murcia continúan con la importante misión de educar a las próximas generaciones en los valores que el deporte enseña: sacrificio, esfuerzo, respeto y amistad.

fuente

Chema Carvajal