27 Diciembre 2013

Scott Wood mete un triple a falta de 4 segundos para dar la victoria al UCAM Murcia


Final agónico en el Palacio. El UCAM Murcia se impuso al Bilbao Basket (78-77), gracias a un triple, a cuatro segundos del final, de Scott Wood. El partido se mantuvo igualado en todos los cuartos, pero el acierto de Romdhane en el rebote defensivo (11 en total) y el de Lima en la anotación (19), hizo que el equipo murciano consiguiera su quinta victoria en esta temporada.

Era el día de desempatar. Los seis enfrentamientos anteriores se habían saldado con tres victorias para el UCAM Murcia y tres para el Bilbao Basket. Además, la cercanía en la clasificación de estos dos equipos, antojaba el encuentro como una final anticipada. Por lo tanto, el partido tenía todos los ingredientes necesarios para vivir baloncesto en estado puro.

El UCAM Murcia empezaba enchufado el primer cuarto con un triple de Davis que arrancó los primeros aplausos del público. El acierto en el rebote y los robos hicieron que el equipo se marchara de cinco puntos a la mitad del cuarto. El UCAM llevaba la manija del partido, pero Gabriel se apoderó de la zona consiguiendo tres canastas, desde la zona, en menos de un minuto. El UCAM se despistó y el Bilbao Basket consiguió ponerse dos puntos por delante, aunque el primer cuarto terminó con una diferencia de solo un punto a favor de los vascos.

El segundo cuarto podría ser dividido en dos partes. Una parte en la que, con los triples de Sergio Sánchez y de Romdhane, el UCAM Murcia consiguió ampliar la distancia a ocho puntos. La defensa funcionaba. En la segunda parte de este cuarto, y con el UCAM con 4 faltas, el Bilbao remontó gracias al acierto desde la línea de tres. Sin embargo, un triple salvador de Wood dejó a los universitarios, en el descanso, un punto por delante (38-39).

El tercer cuarto sí tuvo un dueño, y fue el Bilbao Basket, llevados en volandas por la muñeca de Pilepic, que metió tres triples. El UCAM Murcia entraba en una ligera zozobra que el conjunto vasco aprovechó para marcharse de 8 puntos en el marcador (58-66). El UCAM, sin mucho acierto ofensivo, necesitaba del apoyo de todo el Palacio para cambiar el panorama en el último cuarto.

Pero lo bonito del baloncesto es que es cambiante. De la pena a la alegría, aunque el último cuarto empezaba con el Bilbao Basket anotando otro triple y situándose a 11 puntos. Sin embargo, la valentía de este equipo es incuestionable. La salida de Sergio Sánchez y de Augusto Lima supuso un soplo de aire fresco, que Jordi Grimau terminó haciendo realidad con dos triples seguidos que ponían al UCAM Murcia muy cerca en el marcador. El partido llegó a los últimos 24 segundos con el equipo pimentonero dos abajo en el electrónico. Todo o nada. A falta de 4 segundos, un bloque permitió a Scott Wood lanzar un triple que entraba limpiamente y daba el triunfo al UCAM Murcia.

De este modo, UCAM Murcia y Bilbao Basket empatan en la clasificación (7 victorias, 5 derrotas), y sigue dejando vivo el sueño de la Copa del Rey. Este equipo, si se lo propone, no tiene techo. En Tenerife, el 30 de diciembre, el UCAM Murcia tiene otra final en el camino a meterse entre los 8 primeros de la Liga Endesa.

fuente

David Cano