21 Diciembre 2013

En los últimos compases La Bruixa d’OR resolvió el encuentro 84-74


Salida difícil como los precedentes indican. En las 14 visitas del UCAM Murcia a Manresa, nunca había conseguido una victoria. Esta vez, el conjunto de Óscar Quintana contaba con el apoyo de 50 valientes que habían viajado desde Murcia a apoyar a su equipo. En el capítulo de bajas, Antelo se quedaba en la capital del Segura, mientras que Rasmus Larssen y Alex Hernández.

La salida del UCAM Murcia a la pista fue un tanto fría. Daba la sensación de que en defensa faltaba un plus de intensidad y en ataque claridad. En la pintura murciana, Monroe ponía en problemas a su rival, mientras que desde el exterior Giannopoulos y Erikkson generaban puntos. La ventaja iba basculando sobre los 6 y 8 puntos, pero Lima y Jordi Grimau, 4 y 6 puntos respectivamente, reducían la diferencia para el 24-20 al final del primer periodo.

En el segundo cuarto, Wood y Berni entraban en la pista. Las dudas en defensa se mantenían. La Bruixa d’OR ponía su máxima diferencia en el marcador (35-25). Óscar Quintana cambio a defensa en zona y el UCAM Murcia, pudo reducir el parcial. Wood anotó su primer triple, Kim Tillie comenzaba a sumar en el poste bajo y Ben Romdhane también se sumaba a la aportación ofensiva. Pero antes de llegar al descanso, el equipo encajó un mal parcial. Tres ataques consecutivos errados y dos triples de Salva Arco, dejaron el marcador en 48-38.

La empanada de la primera parte se iba a solucionar rápidamente en la reanudación. El conjunto universitario comenzó a defender con más carácter y a correr. Bien dirigidos por San Miguel, Grimau, Bern Romdhane y Davis, anotaban desde 6,75 para darle la vuelta al marcador con un parcial de 4-15 (52-53). Fueron minutos en los que entró en pista Ehimen Orukpe. El nigeriano puso dos tapones seguidos a Arteaga y Monroe nada más entrar en la cancha. No le duró mucho la ventaja al UCAM Murcia. La Bruixa d’OR seguía apoyado en los puntos de Monroe y en la calidad de Waters, que puso a su equipo ocho puntos arriba. Pero antes de acabar el periodo, un triple de Ben Romdhane, un 2+1 de Miki Severa y los tiros libres de San Miguel, pusieron de nuevo la igualdad 63-61.

En el último periodo, el partido se ponía con opciones para ambos conjuntos. Miki Servera daba buenos minutos de refresco a San Miguel, mientras que Augusto Lima, seguía reboteando con intensidad y aportando puntos que hacían al UCAM Murcia ponerse por delante. Pero hubo un punto de inflexión a falta de 3 minutos. Waters cruzó toda la pista para asistir a Eriksson que anotó de tres y a continuación, Monroe anotó una de dos para dar ventaja a La Bruixa d’OR. Óscar Quintana pidió tiempo muerto para solventar la situación, pero los errores, impidieron al UCAM Murcia llevarse la victoria. En el último minuto, el conjunto local aumentó la ventaja para poner el definitivo 84-74.

El próximo encuentro del UCAM Murcia tendrá lugar el viernes 27 en el Palacio de los Deportes a las 19:30 frente a Bilbao Basket.
fuente

Comunicación UCAM Murcia