20 Diciembre 2013




La “Fonteta” de Valencia vivirá el domingo a las 16:30 un intenso y llamativo partido de baloncesto. El Universidad Católica de Murcia CB, que ocupa la quinta plaza en la tabla tras la ajustada derrota en Benidorm (60-58), se enfrenta al Valencia Basket, que tropezó en su derbi contra el CB Jovens Almàssera (68-53).
El filial del UCAM busca en la jornada 12 su séptima victoria dentro del Grupo E de Liga EBA. Sin embargo, los valencianos están un puesto más abajo (6) y no les plantearán un partido cómodo a los chicos de Paco Alarcón.

El estilo de juego de los locales se basa sobre todo en la intensidad defensiva y en su facilidad para crear contraataques. El tiro exterior es una de las armas secretas del conjunto “ché”, que cuenta con Adriá Duch al destacar por su 44% de acierto en los tiros de 3. Otra de las estrategias valencianas es su ágil sistema de rotaciones, que permite mantener alerta a toda su plantilla durante los encuentros. Además, se guardan un as bajo la manga con un jugador que puede hacer mucho daño a los universitarios, Juanlu Navarro. El alero valenciano está cuajando una temporada magnífica y promedia 10,5 puntos, 7,1 rebotes y una valoración de 14,5 por partido.

A estas alturas de la liga no puede haber descuidos ni pisadas en falso. No obstante, gracias al planteamiento de juego del equipo murciano, el UCAM ha sabido configurar una identidad que le está funcionando. Además del clásico y estratégico tándem de rotaciones al que ya nos tiene acostumbrados Paco Alarcón, los pimentoneros saben a qué juegan y cómo juegan en todo momento. Siendo todavía el equipo al que menos puntos le han hecho durante la presente temporada (63,90 por encuentro) y con todos estos alicientes a favor, los del Segura quieren repetir la gesta de la primera vuelta, cuando ganaron a su rival del próximo domingo por 71-64 en el Príncipe de Asturias.

Tras la dura semana de entrenamientos, se apostará por mantener el alto nivel defensivo y potenciar el ataque de los universitarios. “Tenemos que estar muy centrados en nosotros y ofrecer un juego inteligente en ataque e intenso en defensa. Después del mazazo de la pasada jornada, vamos a salir a por el partido porque somos un equipo y todos nos ayudamos”, declara Alejandro Gómez. El escolta alicantino del UCAM Murcia EBA es una pieza clave en el engranaje murciano y promedia 6,4 puntos, 3,1 rebotes y 7,2 de valoración por partido. Además, se muestra convencido del potencial de los suyos y confía en el compromiso del grupo para salir a la cancha concentrados.

fuente

Rubén González