04 Diciembre 2013

El jugador tunecino del UCAM Murcia, Ben Romdhane, valoró el momento por el que pasa el equipo a estas alturas de la temporada


Con vistas al próximo partido de la temporada, el UCAM Murcia se encuentra ya en casa preparando su cita del próximo martes contra el Cajasol. Después de la derrota del pasado domingo contra el Laboral Kutxa en Vitoria, el equipo dirigido por Óscar Quintana espera sumar su cuarta victoria en la liga Endesa frente a su público.

Uno de los problemas que está sufriendo el equipo en este inicio de temporada es la mala suerte con las lesiones. Un problema que no hace variar el objetivo inicial.

“El equipo no va a cambiar su mentalidad ni sus objetivos por haber perdido a varios jugadores importantes. Esto es como cuando vas a subir una montaña y alguien te molesta agarrándote, tú tienes que seguir hacia arriba y no cambiar tu objetivo. Está claro que siempre es duro perder a grandes jugadores, pero eso no debe influirnos”, comenta Ben Romdhane.

Ante las preguntas sobre su adaptación, Ben Romdhane explicó cómo es su situación en su primer año fuera de la liga tunecina: “He pasado toda mi vida jugando en Túnez, metiendo 25 puntos por partido y jugando 40 minutos. Claro, cuando sales de tu país a la ACB, la liga más fuerte del mundo después de la NBA, es difícil adaptarse. Es otro idioma, otro baloncesto, otro país. Poco a poco voy encontrándome mejor.”

Una de las preguntas clave fue sobre la lesión de Antelo, compañero con el que comparte posición en la cancha: “La lesión de Antelo supone un duro golpe para el equipo. Yo con él tengo mucho trato ya que fue uno de los que más me ayudaron a adaptarme al equipo al principio y además comparto posición con él. Me duele que no esté para ayudarnos. Además, esto va a hacer que tenga que dar mucho más de mí mismo”.

También habló sobre Berni y su lesión: “Berni es una persona con muchísima experiencia en esta liga. Cuando contábamos con él pensaba que éramos uno de los equipos más fuertes de la liga y ahora que no está vemos que él era esa luz que nos guiaba en la cancha. Es muy importante que vuelva lo antes posible. Es importantísimo en este equipo”.

En el lado personal, Ben Romdhane se confesó autocrítico consigo mismo: “Vengo de otra liga en la que metía 25 puntos por partido y jugaba 40 minutos, por eso cuando llego aquí y tan solo marco 2 o 4 puntos por partido no puedo prácticamente dormir luego. Estoy aprendiendo muchísimo gracias a Bernie y a Rodrigo. Quiero poder devolver al público todo ese cariño que nos muestra en cada partido con mejores números y por eso sigo esforzándome.

El próximo martes 10 de diciembre hay una buena oportunidad para demostrarlo. El UCAM Murcia se enfrenta en el Palacio de los Deportes a las 21:00 al CajaSol de Sevilla.


fuente

Comunicación UCAM Murcia