01 Diciembre 2013

El UCAM Murcia tuvo opciones de ganar por primera vez en el Buesa Arena, a pesar de las adversidades (98-90)


Los universitarios se sobrepusieron a la lesión de Antelo, quién se tuvo que retirar del encuentro en el segundo cuarto por un traumatismo en la rodilla. Aunque el inicio no fue bueno, en el tercer cuarto, gracias a la defensa en zona y un acertado Scott Wood, recortaron distancias. En el cuarto periodo llegó a ir por delante (74-75). Pero finalmente un parcial acertado del Laboral Kutxa, permitió que la victoria se quedase en casa.

Batalla contra la historia. Nunca, en las 15 ocasione en las que el UCAM Murcia había visitado al Laboral Kutxa, había conseguido una victoria a domicilio. Los de Óscar Quintana llegaban tras una victoria en casa a muchos puntos (101-90), mientras que los de Scariolo habían vivido en el Buesa Arena uno de los mejores partido de la temporada al vencer el viernes al Panhatinaikos en la Euroliga.

El arranque tuvo una anotación fulgurante. Ataques cortos con intercambio de canastas continúas y gran intensidad. Tibor Pleiss lograba romper una y otra vez la defensa murciana dentro de la zona, mientras que Tillie y Ben Romdhane hacían lo propio en la pintura contraria. Desde el exterior, el Laboral Kutxa, mucho más acertado que los universitarios. Anotaron 4/4 desde la línea de 6,75 gracias a San Emeterio, Mainoldi y Bjelica. El parcial al finalizar el primer periodo fue 34-29, favorable a los locales.

En el segundo cuarto se iba a propiciar un hecho que iba a perjudicar los intereses murcianos. Transcurridos cuatro minutos, Antelo se retiraba del partido por una lesión en la rodilla. Incluso la ambulancia se lo llevaba para realizarle pruebas. Unos minutos de incertidumbre que también afectaron al equipo en el marcador. El Baskonia llegó a tener una máxima diferencia de 11 puntos (43-32), pero el UCAM Murcia se mantuvo firme en el partido. San Miguel se retiró por unas molestias al sufrir un resbalón, pero todo acabó en un susto. El equipo universitario reaccionó y se llegó al descanso 53-45.

En la reanudación, la buena defensa en zona planteada por Óscar Quintana, le funcionó al UCAM Murcia que tuvo buenas recuperaciones. Al acierto e intensidad defensiva se sumó una actuación soberbia en ataque de Scott Wood, que, a base de triples, metió a su equipo en el partido. La aportación reboteadora de Lima también fue clave para conseguir mantener al equipo murciano con opciones de victoria. 74-73 arrancaba el cuarto definitivo.

Un periodo en el que incluso el UCAM Murcia se puso por delante (74-75). Hubo varios ataques con opción para marcharse en el marcador o seguir por delante. Pero el Baskonia tuvo una buena reacción, mucho acierto, y endosó un parcial de 9-0 al conjunto murciano. Hasta el último minuto, el conjunto de Quintana estuvo cerca de pelear la victoria. Un encuentro en el que también hubo lugar a la polémica. Quintana fue sancionado con una técnica, y en los últimos compases, con el partido resuelto el Scariolo fue descalificado con dos técnicas tras protestar un rifirrafe entre Heurtel y Wood. Finalmente el resultado fue de 98-90 favorable al Laboral Kutxa.

El próximo encuentro del UCAM Murcia será el martes 10 de diciembre ante el CajaSol en el Palacio de los Deportes.
fuente

Comunicación UCAM Murcia