22 Mayo 2013

Óscar Quintana analiza la temporada de su equipo


Una vez finalizada la temporada regular. Pasados uno días del último encuentro. En frío. Mirando de reojo la próxima temporada… Óscar Quintana hace un repaso a lo que ha dado de sí su equipo, los ‘debe’ que han quedado en el camino y que puede deparar el futuro.

“El curso ha sido satisfactorio. Se ha conseguido el objetivo sin ninguna presión, sin ningún mal bache, bailando entre la posición 12 o 13 casi toda la temporada… El único pero a la temporada es que en casa no hemos estado al nivel de la afición. No hemos conseguido convertir el Palacio de los Deportes en un fortín, como sí hicimos la pasada temporada. Si hubiéramos hecho eso, habría sido muy bonito ya que hubiéramos tenido opciones de luchar por algo más”, comenta Óscar Quintana a modo de resumen de temporada.

En el apartado arbitral, la estadística dice que el UCAM Murcia es el conjunto con más faltas cometidas y el segundo con menos recibidas. Una diferencia llamativa. “Ha habido un desajuste, sobre todo en el último tercio de liga, donde se ha disparado. Bueno, no pitamos nosotros. Nos tenemos que dedicar a jugar, a ser mucho más listos y aprender para más adelante”. Teniendo las cifras muy claras, Quintana también tiene su opinión sobre cómo se gana el respeto arbitral. “Ganando partidos. Cuando en esta liga tu ganas tres o cuatro partidos seguidos, la forma de mirar los árbitros a tu equipo o a tus jugadores es bien distinta. Voy a poner un ejemplo muy concreto, el caso de Kim Tillie. Cuando salía desde el banquillo el jugador tenía muchos problemas de faltas, sin embargo, cuando lo hacía de inicio no tenía esos problemas. Alguien puede pensar que su problema era la ansiedad, pero estaba igual de intenso cuando salía de inicio que cuando lo hacía desde el banquillo. Cuando salía desde el banco, hasta faltas donde no tocaba acababan en su casillero”.

Aunque a lo largo de la temporada, el conjunto murciano ha coqueteado en ocasiones con la posibilidad de entrar en los puestos de playoff, la oportunidad se diluía. “Creo que en el mejor momento de la racha, tuvimos la suerte o la desgracia de que nos tocaron el Real Madrid y el FC Barcelona juntos. Parece que el equipo estaba empezando a soltarse la melena, llegamos tras hacer un gran partido ante Herbalife Gran Canaria. Tras perder ante Barça y Madrid, tuvimos un partido en casa ante el FIATC Mutua Joventut, donde nos faltó un segundo para llevarnos la victoria. Yo creo que este encuentro fue la clave. Nos condenó a estar en una zona de ni frío ni calor. No digo que hubiéramos llegado al playoff, pero sí el objetivo de estar en la pelea y creértelo más”. Comenta Quintana.

Con respecto al futuro, Óscar Quintana es muy claro en lo que a su posición le respecta. “Esto es un tema de confianza. O tienes la confianza de tus jefes o no la tienes. Yo estoy muy contento con los jefes que tengo, ellos están muy contentos conmigo. Ayer mismo hablé con el presidente, Don Luis Carabante de la Plaza, y me trasladó su confianza. Aquí lo más importante es que te quieran. Pero antes de mi renovación hay muchas cosas que ver en torno al proyecto. Cuando estén resueltas hablaremos”.

Valoración de un entrenador que tras conseguir la permanencia la pasada temporada, in extremis, ha conseguido consolidar al UCAM Murcia en la liga Endesa.
fuente

Comunicación UCAM Murcia