29 Enero 2013

Kim Tillie ha visto la imagen repetida en multitud de ocasiones


Fue sin duda su momento más feliz desde que está en el UCAM Murcia. 7 décimas para cambiar el partido y dar una victoria a su equipo ante uno de los mejores conjuntos de la competición. Las yemas de los dedos de Kim, acariciaron un pase perfecto de Berni, para poner en pie a los más de 70 aficionados que se desplazaron hasta La Fuente de San Luis.

Contento, ilusionado y aún hoy, sin poder dejar de pensar en esa canasta ganadora. “Fue una locura. Muy buen pase de Berni y luego la suerte de que entrara. Después del encuentro la estuve viendo en el móvil. Fue todo muy bonito”.

El partido estuvo muy bien jugado por el UCAM Murcia. Sobre todo la segunda parte, donde se anotaron 61 puntos, con muy pocos errores. “Hemos jugado algunos partidos muy buenos contra equipos que a priori son superiores. Para nosotros fue como una revancha, porque aún recordábamos su canasta sobre la bocina en el partido de ida. Pero en ambos casos hicimos un muy buen partido”.

Personalmente, Kim se va encontrando más cómodo dentro del equipo, aunque reconoce que hay situaciones a las que le está costando más adaptarse. “Me siento bien, aunque todavía me cuesta salir desde el banquillo. Estoy trabajando física y mentalmente para que esos minutos puedan ser de calidad. Así que tengo que seguir en una buena línea para ayudar al equipo”.

El próximo partido antes del parón de la Copa del Rey será el domingo a las 12:00 frente al Blusens Monbus. “Tenemos que mejorar un poco nuestra defensa del pick and roll y también nuestra defensa de perímetro para evitar que Obradoiro tenga tiros cómodos”, asegura Tillie.

fuente

Comunicación UCAM Murcia