19 Diciembre 2012

Desde el inicio el partido se puso cuesta arriba para el conjunto murciano


Jornada entre semana la que le tocaba disputar al UCAM Murcia en el Bilbao Arena, frente a Bilbao Bizkaia Basket. El conjunto de Óscar Quintana venía de vencer en un gran encuentro a Assignia Manresa.

Pero las cosas no comenzaron ni mucho menos como las había preparado el equipo murciano. El primer cuarto fue probablemente el peor de todo lo que llevamos de temporada. En cinco minutos, los locales se ponían 20-6 con un Lamont Hamilton que rompía una y otra vez a la defensa del UCAM Murcia. La zona que utilizó Quintana en segunda mitad del cuarto, también era sobrepasad con cierta facilidad por Vasileaidis o Moerman.

En el segundo cuarto, el equipo espabiló. Comenzó a defender algo más intenso y a entonarse en ataque. Redujo la distancia hasta ponerse a ocho, y parecía que se metía de lleno en el partido. Pero no fue así. Rápidamente, un parcial de 7-0 favorable a Bilbao, ponía de nuevo la brecha en el marcador. Antes del descanso, David Barlow tuvo un triple solo que hubiera dejado a su equipo cerca de entrar a competir el encuentro. Pero no fue así, y el marcador al descanso fue de 49-35.

En el tercer cuarto, lejos de acercarse, el UCAM Murcia quedó prácticamente sin opciones de pelear por la victoria. Hervelle, Hamilton y Vasileiadis, siguieron sumando puntos. El conjunto murciano iba tirando de la aportación de Tillie, Gatens y Josep Franch, máximos anotadores de los visitantes. El último periodo comenzaba 77-55 para los locales.

Con el encuentro ya prácticamente sentenciado, el tramo final continuó con la tónica del resto del partido. Un UCAM Murcia intentaba reaccionar para que no se marchase excesivamente Bilbao Basket y por momentos lo consiguió. Al igual que el segundo periodo, este estuvo más igualado, para que la diferencia final no se disparara a los 30 puntos. 98-75 fue el marcador definitivo.

El UCAM Murcia regresa el domingo al Palacio de los Deportes, para enfrentarse al CAI Zaragoza, que ha caído en la casa del Lagun Aro GBC.
fuente

Comunicación UCAM Murcia