05 Septiembre 2012

Sergio Duque, gerente de Casa Duque, uno de los patrocinadores del club, pudo vivir un partido como jugador


Hay momentos para recordar durante mucho mucho tiempo. Seguro que es lo que pensó Sergio Duque cuando pudo enfundarse la camiseta de un equipo ACB, completar la rueda de calentamiento, compartir vestuario con jugadores profesionales y vivir, en definitiva, un partido entre dos equipos de la Liga Endesa. Faltando tres minutos, saltó a la pista y pudo comprobar cómo un gigante de 2,10 llamado Faverani le pasaba por encima y machacaba. También pudo recuperar un bola y sudar junto a un equipo de la Liga Endesa. Una experiencia irrepetible.
fuente

Comunicación UCAM Murcia