04 Mayo 2012

Por segunda vez esta temporada, James Augustine se convierte en el Jugador de la Jornada


Su equipo le necesitaba y él respondió como todo gran jugador debe hacer. James Augustine lideró el importante triunfo del UCAM Murcia sobre el Assignia Manresa, realizando un partido sin fallo en el que estableció su nuevo récord de valoración (35 puntos), cifra que le convierte en el Jugador de la Jornada.

Para el pívot estadounidense ésta es la segunda designación de su carrera, tras la conseguida esta misma temporada, en la Jornada 21, cuando sumó 30 puntos de valoración frente al Gescrap Bizkaia.

Sin ninguna duda, el de este miércoles será un partido que Augustine no olvide en mucho tiempo. Especialmente inspirado, todo parecía fácil para él y, de este modo, supo aportar en cada momento lo que su equipo estaba necesitando.

De cara al aro estuvo perfecto, anotando cada uno de los tiros que intentó. Así, sumó 16 puntos con 8 de 8 en lanzamientos de dos puntos. Igualmente, aportó 2 asistencias, para que Ime Udoka sumara cuatro puntos a su cuenta particular y al marcador general de su equipo.

En defensa no se quedó atrás. Colocó 3 tapones, que tuvieron que sufrir Downs, Montañez y Achara, y recuperó un total de 4 balones. Y, soberbio estuvo igualmente bajo los tableros. Acabó capturando un total de 10 rebotes, repartidos en ambas zonas (6+4).

Y todo esto, sin perder un solo balón y sin cometer ni un solo fallo. Tan sólo sumó una falta personal a su casillero, el mismo número que recibió. Así, su estadística acabó presentando los mencionados 35 puntos de valoración, tras una actuación que no se daba en la máxima competición española desde que, un 3 de febrero de 2001, Bernard Hopkins, hiciera 42 de valoración sin fallar un tiro ni perder un balón.

Tras confirmarse su segunda designación de la temporada, el pívot del conjunto murciano reconoció sentirse “muy bien, sobre todo porque era un partido muy importante para nosotros. Es genial lograr este reconocimiento, pero lo realmente importante es que el equipo obtuvo una victoria que era vital para nosotros”.

Esta gran actuación le mantiene como el jugador más valorado de la competición, algo que para él significa “que estoy teniendo suerte este año. Trabajé muy duro durante todo el verano pasado y se está notando. También significa que estoy recibiendo mucha ayuda de mis compañeros. Ellos me dan muchos buenos pases, juego con espacios y estoy anotando tiros abiertos”, señaló.

Sobre el hecho de haber realizado un partido sin fallo, asegura que es “algo increíble. Hemos jugado todos muy bien, haciendo un gran partido. Tengo que dar las gracias por como me han salido las cosas, he anotado buenos tiros en la segunda parte. He conseguido un partido perfecto y debo dar las gracias, estoy realmente feliz por haberlo conseguido”.

Por último, ha destacado sentirse “feliz por la temporada y muy contento por ganar anoche. Espero ganar el domingo y poder terminar la temporada de la mejor manera posible”.

El partido perfecto, por James Augustine

16 puntos, 10 rebotes, 4 robos, 3 tapones, 2 asistencias y 35 de valoración... ¡Sin fallar un tiro ni perder un balón! Hacía 11 años que no se veía algo así, pero Augustine hizo el partido perfecto, guiando al UCAM Murcia a una victoria que vale oro.

El UCAM Murcia se jugaba la permanencia en, posiblemente, su partido más importante en lo que iba de temporada. Y James Augustine, su mejor hombre, hizo un partido perfecto. De hecho, un partido perfecto en el momento más adecuado.

Y no es porque hiciera su mejor valoración en ACB, que ya es bastante, sino porque su partido fue literalmente perfecto: ¡No falló en nada! Atentos a su estadística: 16 puntos con 8/8 en tiros de dos, 10 rebotes, 2 asistencias, 4 recuperaciones, 3 tapones a favor y hasta un +/- de +19. En su debe, nada: una falta personal, si acaso. De pérdidas y tiros fallados, ni rastro.

La última vez que había pasado algo así en la Liga Endesa fue cosa de Bernard Hopkins, un 3 de febrero de 2001, haciendo 42 de valoración sin fallar un tiro ni perder un balón.

\"Me siento muy bien, contento de que el equipo haya ganado. Todo el mundo jugó bien y a mí me salió un buen partido, la verdad. Las cosas salieron como quería\", nos cuenta Augustine.

Para el pívot, la clave estuvo en que \"mis compañeros me hicieron grandes pases y me ayudaron a encontrar mi sitio. Tuve una buena noche, delante de mi afición, y nos lo hemos pasado muy bien\". Su papel, clave en ataque pero también en defensa con cuatro robos y tres tapones: \"he intentado ayudar en lo que el equipo necesitaba, y que mis compañeros supieran que yo estaba ahí detrás, preparado para taponar si lo necesitaban. Y yo sentí que ellos estaban ahí para ayudarme\".

Tal fue su esfuerzo, que en uno de esos intentos de tapón recibió un mate tremendo de Adam Hanga. Y su respuesta, en lugar de enfadarse, fue sonreír y felicitar al rival: \"fue una gran jugada, traté de pararle pero machacó. Supongo que si no hubiéramos ido ganando por 20 puntos, habría estado más enfadado, pero las cosas me iban bien, así que por qué iba a enfadarme\".

Augustine está, como el equipo, preparado para \"unirnos y jugar bien los partidos importantes. Tenemos confianza y, por ejemplo, hoy ganábamos solo por uno al descanso y cambiamos de chip en el vestuario. Empezamos fuertes, todo el mundo jugó una buena defensa\".

¿Y ahora qué? \"Todavía no sé si mañana entrenaremos a la hora que juega Asefa Estudiantes, pero si no, seguiré el partido tanto como pueda\", señala consciente de que una derrota colegial haría intrascendente el partido del domingo: el UCAM Murcia estaría salvado.

Pero si los estudiantiles ganan, el duelo del Palacio de los Deportes sería una final: \"tenemos que estar preparados, muy preparados para batirles. Va a ser un gran partido\".
fuente

Redacción ACB.COM