21 Abril 2012

Tras sobreponerse a un 29-19 inicial, los de Óscar Quintana rozaron la machada en Vitoria


Un mal inicio de partido y el acierto de Brad Oleson (24 puntos, 6/9 en triples) y Maciej Lampe (20 puntos y 7 rebotes) impidieron al UCAM Murcia sumar su cuarta victoria consecutiva en la Liga Endesa. Pese a todos estos factores, el equipo se rehízo y tuvo opciones reales de victorias hasta el último minuto.

Llegaba el UCAM Murcia a Vitoria con una racha de resultados que invitaba al optimismo. Cuatro victorias en los últimos cinco partidos y seis victorias consecutivas en casa, igualando el mejor registro del club en la ACB. Sin embargo, no todo eran buenas noticias. Una virosis con afectación del aparato digestivo dejaba a Quincy Douby sin la posibilidad de poder ayudar al equipo en su visita a una cancha donde se ha perdido en las 13 visitas anteriores.

Caja Laboral salió con fuerza al parquet del renovado Buesa Arena. De la mano de Brad Oleson, los locales tomaron pronto la iniciativa en el marcador a base de triples. El equipo de Dusko Ivanovic anotaba siete lanzamientos desde 6.75 para lograr una diferencia en 10 puntos. En el UCAM Murcia, Ime Udoka y James Augustine, trataban de frenar el empuje de los vitorianos.

En el segundo periodo no estaría tan acertado el conjunto local y eso lo aprovecharían los chicos de Óscar Quintana para llegar a empatar el encuentro. Bajo la dirección de Andrés Miso, con Ime Udoka y Blagota Sekulic acertados de cara al aro, y sobre todo, apoyados en una defensa más intensa, se lograba un 35-35 a falta de minuto y medio para el descanso. Momento en el que aparecería Maciej Lampe para poner a los vitorianos cuatro arriba al descanso.

Se reanudaba el partido siguiendo la tónica final de la primera parte. Lampe hacía daño y Oleson amenazaba con volver a machacar el aro murciano a base de triples (12 puntos en este cuarto). Sin embargo, Miso, Udoka volverían a frenar las ambiciones locales con la ayuda de los triples de Jordi Grimau y el acierto de James Augustine. Sin embargo, problemas con las faltas personales llevarían a David Barlow al banquillo. Con cuatro aleros en pista por parte del UCAM Murcia, el Caja Laboral se decantaba por jugar más con sus pívots. Lampe se iba a los 16 puntos y dejaba el marcador en 62-54.

El último cuarto estaría marcado por el nerviosismo de ambos equipos. 9-11 fue el parcial en este periodo. Un triple de Barlow acercaba a dos puntos al UCAM Murcia al marcador a falta de tres minutos. Sin embargo, el Caja Laboral volvía a reaccionar y dominaba el rebote ofensivo en el último tramo de partido para mantener el marcador a su favor.

Tras la derrota, y a falta de que se complete la jornada, el UCAM Murcia queda a dos victorias del descenso y con un balance similar al de otros tres equipos.

fuente

Comunicación UCAM Murcia