21 Abril 2012




El equipo ha mejorado notablemente en carácter y personalidad. Tres victorias consecutivas han permitido que dependan de ellos mismos para mantener la categoría y en estos momentos el juego son un conjunto muy diferente al de hace unos meses.

Antes que hablar del rival me gustaría destacar una vez más el nombre de Juan Ignacio Jasen. A nivel particular debe reflexionar del gran jugador que puede llegar a ser. He tenido la oportunidad de ver dos veces y con detenimiento el partido contra Unicaja y se trata del jugador que cambia el partido. Yo sigo esperando que tenga esta continuidad que le va a dar el trabajo diario. Pero está en él.

Dicho lo cual, y mirando hacia el Caja Laboral, hay que nombrar a tres jugadores especialmente. Pablo Prigioni, para mí el mejor jugador de Europa jugando el pick and roll, Brad Oleson, un jugador que yo tendría siempre en la plantilla de un equipo de media tabla hacia arriba, y Mirza Teletovic. El bosnio se encuentra en un gran momento y cuando tiene la mano caliente es muy difícil defenderlo, ya que lanza desde ocho metros. Si finalmente no está San Emeterio, Andrés Noccioni va a tomar más protagonismo.

Para este encuentro vuelve a ser fundamental el trabajo de David Barlow. El australiano está completando una gran serie de partidos, especialmente en defensa. Su defensa sobre Teletovic al igual que la de Udoka sobre Noccioni serán fundamentales para que el UCAM Murcia opte a la victoria.

Analizando los últimos cuatro partidos del Caja Laboral, de los cuales han perdido dos, se dan los siguientes porcentajes: 74 puntos de media anotados (una media que sube gracias al partido contra Estudiantes, ya que en el resto tuvieron problemas para alcanzar los 70). 71 puntos de media encajados, por algo son la segunda mejor defensa de la Liga Endesa. Tienen un 32% en tiros de tres, una media un tanto baja debido a la calidad de los especialistas que tiene. 55% en tiros de dos (una media muy buena) y 72% en tiros libres, a lo largo de la temporada han estado en un 78%, por lo que han bajado.

Uno de los puntos flacos del equipo es la cantidad de pérdidas de balón que están teniendo en los últimos partidos. Un factor que el UCAM Murcia ha reducido, y del que tendrá que aprovecharse para tener opciones.

La clave principal es generar situaciones de cinco contra cinco en media cancha. Esto se consigue desde la defensa y desde el rebote, donde el UCAM Murcia lleva unos partidos brillantes. Gracias a estas situaciones, se reduce el número de posesiones, un factor que siempre beneficia más al equipo de menos calidad.

En este momento de la temporada y sin tener en cuenta la calidad de las plantillas de uno y otro equipo, el UCAM Murcia llega en un mejor momento anímico. Ahora sabe a lo que juega. Será fundamental mantener la línea de trabajo y el carácter que está imprimiendo el equipo.
fuente

Comunicación UCAM Murcia