15 Abril 2012

El UCAM Murcia venció a Unicaja de Málaga (86-77) apoyados en una soberbia afición


Por primera vez en la historia del club, se ha conseguido ganar en liga regular a Unicaja de Málaga en el Palacio de los Deportes. Una victoria que hubo que labrar poco a poco, con buena defensa y mucho carácter, tras un primer cuarto desastroso. Se levantó el marcador con mucha ayuda de la grada, que se dejó el aliento por animar a su equipo. Se enmendaron los errores del comienzo y se forjó un triunfo que supone igualar el récord de victorias conseguidas como local en la historia del club (6). Se suman por primera vez tres partidos ganados de forma consecutiva en la presente temporada y se aleja al equipo de la zona baja de la tabla.

El primer cuarto tuvo un claro dominador y esta vez no fue el UCAM Murcia. El equipo de Óscar Quintana salió a la pista muy espeso en defensa. Unicaja enlazaba buenas transiciones y ataques rápidos, con un soberbio Joel Freeland y un acertadísimo Devries. Por el contra, Barlow, Dobuy y Augustine, no tenían el aro consigo. A todo esto se sumaba la pronta entrada del conjunto murciano en bonus de faltas. El resultado al término del periodo fue de 11-27.

No comenzaban muy las cosas para los locales, pero la reacción no tardó en llegar. La entrada de Josep Franch en la dirección, junto con Juan I. Jasen y Jordi Grimau, volvió a dotar de intensidad al equipo en defensa. Se recuperó el carácter que se echó en falta en el primer cuarto y los porcentajes de acierto comenzaron a subir paulatinamente. La ventaja se fue reduciendo hasta igualar el encuentro. Incluso se pudo llegar a poner por delante, de no ser por Devries. El americano empezó a enchufar desde 6,75 hasta llegar a los 18 puntos en el segundo cuarto. Con 34-40, el UCAM Murcia contaría con la última posesión antes de llegar al descanso. Andrés Miso, que salió justo en ese momento a la pista, anotó sobre la bocina para recortar hasta el 36-40.

La concentración se mantuvo en la reanudación. El equipo dio la vuelta al marcador tras una entrada titubeante. Durante todo el tercer cuarto el marcador se mantendría muy ajustado. Por parte visitante, la entrada de Valters ayudó a Unicaja a mantener más amenazas desde el perímetro. El jugador letón, aquejado de una lumbalgia, consiguió enlazar buenas acciones de tiro para poner a su equipo por delante. El UCAM Murcia, por su parte, tenía a James Augustine como principal baluarte, con unos números escandalosos, como viene siendo habitual durante toda la temporada.

En el último cuarto, el marcador se mostraba favorable al Unicaja. 56-58 para una recta final marcada por la tensión y la necesidad de los dos equipos de conseguir la victoria. Un último periodo que llegó ajustado hasta tres minutos para el final. Andrés Miso se encargó de ampliar la ventaja del UCAM Murcia, con dos triples consecutivos que suponían el 70-63. La defensa de los últimos minutos, fue fundamental para mantener la renta. Augustine y Barlow se encargaron de cerrar la pintura y dejar sin opciones a Unicaja. En el último instante, el equipo de Óscar Quintana consiguió incluso superar a su rival en el basketaverage y brindar una grandísima victoria a su público.

Durante todo el encuentro la afición estuvo descomunal, apoyando al equipo en todo momento. Ovacionaron a los jugadores y a los miembros de la directiva, se lo pasaron en grade y gritaron y cantaron hasta el final.

Con esta victoria el equipo pasa a la décimo cuarta posición y da otro pequeño pasito hacia la permanencia.

fuente

Comunicación UCAM Murcia