08 Abril 2012

Con una defensa soberbia, consiguió vencer 67-71 al mejor ataque de la liga


Segunda victoria a domicilio de la temporada en una cancha hasta entonces inexpugnable para el UCAM Murcia en ACB. El equipo de Óscar Quintana partió de una defensa casi perfecta, para competir durante los cuarenta minutos y dejar en solo 67 puntos al equipo más anotador de las últimas semanas. Con este triunfo el conjunto murciano ve más cerca la salvación.

La salida del UCAM Murcia a la pista fue la mejor de la temporada fuera de casa. La defensa muy seria en todo momento, sin dejar tiros cómodos a Vidal y Panko. En la pintura, Augustine taponaba por partida doble las penetraciones de Neto. Y en ataque, Douby y Udoka anotaban tras una buena dirección de Pedro Rivero. El equipo murciano llegó a marcharse 7-16, una ventaja que se vio reducida con la entrada de Jimmy Baron a la cancha. El escolta americano anotó dos triples consecutivos para acercar a su equipo en el marcador.

14-20 comenzó el segundo periodo, con el UCAM Murcia igual de intenso en los primeros compases. Gracias a la aportación defensiva y ofensiva de Quincy Douby y a un triple de Grimau, el conjunto de Óscar Quintana llegó a ponerse 12 puntos arriba en el marcador. Una ventaja que se vio reducida a lo largo del cuarto. Javi Salgado y Jimmy Baron desde 6,75, se encargaron de reducir la ventaja del UCAM Murcia. Al descanso, una buena defensa permitió que la última posesión fuera para el equipo murciano. El triple de Sekulic no entró y el marcador se quedó en 34-39 al descanso.

En la reanudación, el partido se volvió más loco. Los intercambios de canastas eran constantes con el marcador siempre muy ajustado. El ritmo de partido iba intensificándose y las rotaciones empezaban a ser fundamentales para llegar al final. De nuevo la última bola del cuarto era para el UCAM Murcia. Pero Udoka terminó errando el triple y el último periodo empezaba con un ajustado 53-56.

Si el partido se había mantenido igualado durante todo el tiempo, el final no iba a ser menos. En el último cuarto, la defensa de Barlow sobre Panko y la de Udoka sobre Jimmy Baron permitía al UCAM Murcia estar siempre por encima en el marcador. Quincy Douby, también sufriría durante varios minutos para deshacerse de Papamakarios. A falta de un minuto y medio y con el 65-66 en el marcador, Josep Franch conseguiría un triple decisivo para hacerse con la victoria. El UCAM Murcia mantuvo su concentración en defensiva y gracias al acierto en los tiros libres de Ime Udoka, consiguió llevarse la victoria por 67-71. Un triunfo importantísimo que mantiene que supone un paso adelante en la lucha por la permanencia.

fuente

Comunicación UCAM Murcia