18 Marzo 2012

Liderados por un sensacional Ime Udoka, vencieron al Blancos de Rueda Valladolid (85-56)


Desde la salida, el UCAM Murcia impuso un gran ritmo de partido, partiendo desde la defensa, robando y corriendo. Los porcentajes de tiros de tres acompañaron a los de Óscar Quintana, y poco a poco fueron desesperando al Blancos de Rueda Valladolid hasta alcanzar una ventaja considerable. 85-56 fue el resultado final contra un rival directo

La entrada al partido del UCAM Murcia fue probablemente la más enchufada de la temporada. Los de Óscar Quintana dieron un recital defensivo en los primeros minutos, acompañado por contraataques y transiciones rápidas. Esto provocó un parcial de 11-2 que Roberto González tuvo que cortar con un tiempo muerto. A partir de aquí, Valladolid acortó distancias hasta situarse a dos puntos (16-14) y con posesión para marcharse arriba al segundo cuarto. Pero tras una buena defensa de del UCAM Murcia, Quincy Douby se encargó de que la última canasta subiera al marcador murciano.

En el segundo cuarto cambio mucho el acierto del UCAM Murcia. La defensa volvió a ser decisiva, impidiendo que el Blancos de Rueda anotara durante más de cinco minutos, mientras que en ataque, se superó la zona pucelana con seis triples. Udoka, Miso y Blagota Sekulic, que anotó dos desde más de siete metros, consiguieron que la ventaja se fuera ampliando. El equipo de Óscar Quintana no notó la ausencia de Augustine y los bases, Josep Franch y Rivero, gracias a la buena rotación del banquillo, donde todos aportaron valoración. El equipo se marchaba al vestuario (40-26).

En la reanudación, el equipo murciano enchufó dos triples rápidos que le permitieron ir rompiendo el partido. Jordi Grimau, terminó por desesperar a Diego García, jugador referente de los visitantes, con una defensa sensacional. Por su parte, Udoka, iba sumando poco a poco asistencias, rebotes, recuperaciones y puntos para marcharse a los 29 de valoración. La valoración global de su equipo, también iba ascendiendo y reflejándose en el marcador. 66-36 finalizaba el tercer periodo. 30 puntos de diferencia, que dejaban el partido sentenciado. Sin bajar el pistón, el UCAM Murcia seguiría rotando y jugando a un gran nivel hasta el final.

En el último periodo, Quintana aprovechó para dar descanso a los hombres que más minutos habían jugado y dar entrada al último fichaje, Quincy Douby, para que poco a poco, vaya cogiendo el ritmo de competición. Los más de 5.300 espectadores disfrutaron del juego murciano. El resultado final fue de 85-56. Una ventaja frente a un rival directo al que se le tiene ganado el basketaverage.

El próximo fin de semana, sábado a las 19:30, el UCAM Murcia se enfrentará al Valencia Basket en la Fonteta.

fuente

Comunicación UCAM Murcia