05 Febrero 2012

Óscar Quintana debuta con victoria ante el FIATC Mutua Joventut (76-54)


El nuevo entrenador del conjunto murciano logró vencer en el día de su debut. Movió bien el banquillo, repartió el protagonismo entre todos los componentes y manejó el ritmo del encuentro durante los cuarenta minutos. Además del gran trabajo de Augustine y Sekulic en el poste bajo, sobresalió en el exterior un gran Udoka, que además de anotar, defendió a un grandísimo nivel y asistió con mucho sentido a sus compañeros. Las sensaciones de este UCAM Murcia pintan bien de cara a conseguir la permanencia.

La derrota ante el Barcelona Regal provocó una larga semana con cambios en el equipo. Luis Guil era sustituido en el banquillo por Óscar Quintana. Ahora el cambio se esperaba en los jugadores y en el resultado.

FIATC Mutua Joventut estaba enlazando una buena racha de resultados en el Olimpic de Badalona, pero fuera de casa aún no sabía lo que era ganar. Eso mismo iba a intentar que sucediera el UCAM Murcia. La principal variante del equipo se evidenció en defensa. El conjunto murciano consiguió transmitir la intensidad defensiva que le caracterizó en el inicio de temporada. En ataque Udoka arrancó acertado desde el perímetro. Junto con Andrés Miso y Josep Franch, se repartían buenas asistencias para que Augustine finalizara. Por su parte, Barlow, que hizo una excepcional defensa jugando al cuatro, y se abría en ataque para generar espacios y amenazar de tres. El equipo se marchó al segundo cuarto 21-14 dejando muy buenas sensaciones en el campo.

Llegaron rotaciones en todas las líneas y el equipo mantuvo la intensidad. Jordi Grimau realizó buenas penetraciones para mantener la diferencia en el marcador. También Sekulic en el poste bajo, forzaba faltas a sus defensores y peleaba junto a Kurz en todos los rebotes. Lo más importante es que en todo momento el equipo se mantenía por delante y lograba paliar rápidamente las amenazas del rival.

En la reanudación, se perdió por momentos el tanteo bajo y se entró en un intercambio de canastas rápidas durante los primeros compases. Quintana supo revertir el ritmo del partido para llevarlo donde más le interesaba al UCAM Murcia. Fue el periodo con más puntos encajados para los locales (21), aún así, llegaron a anotar 23 gracias a las aportaciones de Rivero, Miso y por supuesto, Augustine.

En el cuarto definitivo, de nuevo el técnico local hizo rotaciones que fueron agrandando la diferencia en el marcador. A falta de seis minutos, el UCAM Murcia ya se iba hasta los 20 puntos de diferencia sin bajar en ningún momento la intensidad defensiva. Sekulic fue el protagonista de los últimos minutos, anotando desde distintas posiciones todo lo que le llegaba. Una victoria más para el UCAM Murcia que aunque no le sirve para salir del descenso, si que deja buenas sensaciones sobre lo que puede dar este equipo.

La próxima semana visitará Fuenlabrada para intentar conseguir por primera vez una segunda victoria de forma consecutiva.

fuente

Comunicación UCAM Murcia