01 Febrero 2012

Óscar Quintana se ha mostrado optimista y convencido en su llegada a Murcia


“Muy contento de que hayan pensado en mí para poner mi granito de arena de cara a conseguir la permanencia”, estas eran las primeras palabras del nuevo entrenador del UCAM Murcia en su presentación oficial ante los medios. “La situación en la que estamos es complicada y necesitamos el apoyo de todos para conseguir mantenernos. Nuestra intención es que este proyecto se consolide para que Murcia sea un equipo importante en la Liga Endesa”.

Quintana ha confesado tener “muchas ganas y mucha ilusión. Intentaré transmitírselo al grupo, ya que ahora mismo lo más importante son las cabezas. Va a ser una travesía por el desierto por lo que necesitamos estar mentalmente duros y el apoyo de todos. Hay que intentar aprovechar la dinámica de los que estaban jugando y quieren demostrar por qué lo hacían y de los que no han disfrutado de minutos hasta ahora y trabajarán para merecerlos”.

Otro de los aspectos que ha querido reclamar el técnico cántabro es el apoyo de la afición. “Intentar aprovechar esa energía de los jugadores y que el pabellón sea optimista y nos perdone para que puedan salir el domingo no con una sonrisa, pero sí con un esbozo de ella. En agosto nadie pensaba que Murcia sería candidato a meterse en este lío. Así es el deporte. No son matemáticas, tenemos una buena plantilla, pero cuando te atrapas en una situación así, es muy importante la mentalidad para volver a ponerte de pie y salir de ella”.

Tras haber entrenado 10 años en la Liga Endesa (Jabones Pardo Fuenlabrada, CAI Zaragoza, Caja San Fernando (Sevilla), Ricoh Manresa y por último, al Lucentum Alicante), confiesa haber estado siguiendo la trayectoria de muchos equipos. “Mi obligación es seguir la Liga Endesa y la Adecco Oro porque es donde tienes posibilidades de volver a trabajar”. En cuanto al futuro, lo tiene muy claro. “Mi temporada pasa por salvar al equipo. No podemos ir más allá. Es cosa de dos, así que si ambos queremos pues seguiremos juntos. Ahora nos une lo urgente. A cualquier entrenador le gusta llegar en agosto, pero esto es parte del trabajo de un entrenador. Ya lo he hecho más veces y estoy convencido de poder salvar el reto entre todos”.

El entrenador de Torrelavega ha asegurado que el aspecto más importante a trabajar en los jugadores, en la situación en la que se encuentra el equipo, es el mental. “Han demostrado que tienen mucha calidad. Está claro que cuando pierdes más de 4 partidos en esta liga que tiene poco que ver con el baloncesto. Es cosa de dinámicas ganadoras y perdedoras. La gente tiene que pensar menos, ejecutar más y coger confianza para dar el mayor nivel de su juego. Me da igual Kurz, Miso, Franch o Barlow. Los veo a todos igual. Todos tienen que ayudar al grupo. Kurz viene de una lesión y el equipo ya estaba en una mala situación, todo se contagia, ahora se ven más los defectos que las virtudes que tienen. Más que tener un líder hay que hacer una cooperativa. Todos tienen que hacer el máximo esfuerzo para obtener el máximo rendimiento de la cooperativa. El grupo tiene que sentirse como tal, recuperar las sensaciones de la en pretemporada y ganar partidos para que se eleve su autoestima. Estamos en Urgencias, no es el momento de confundir a los jugadores con cómo me gusta jugar. Lo más importante son los jugadores y hay que intentar que estén a gusto y que den su mayor nivel”.

El primer rival para comenzar a cambiar la dinámica será el Fiatc Mutua Joventut. 14º en la tabla, el equipo catalán todavía no sabe lo que es ganar lejos de Badalona. “Hay que ganar aunque fueran líderes. Tenemos que intentar ganar en el Palacio a quien venga y hacer de nuestra cancha un fortín. Eso nos dará la seguridad de arañar resultados positivos fuera de casa. Aquí tenemos que coger nuestra moral, dar nuestra mejor versión y conseguir el mayor número de victorias posibles”.

En los casi veinte minutos que ha durado la rueda de prensa, Quintana se ha mostrado confiado de que, con trabajo y la ayuda de todos, es posible salir del descenso y lograr la permanencia. Además, ha tirado de humor para demostrarlo. “Para animar a los jugadores voy a contar un par de chistes y para que entre aire fresco ya le he dicho al delegado que abra las puertas del pabellón. Lo que pasa es que entrenan los de fútbol sala y Duda se va a enfadar”.

Óscar Quintana dirigirá su primer entrenamiento en la tarde del miércoles.

fuente

Comunicación UCAM Murcia