14 Enero 2012

El equipo de Luis Guil encontró sensaciones positivas demasiado tarde para poder alcanzar la victoria


La defensa del segundo cuarto sentenció al UCAM Murcia. El rival acribilló desde la línea de 6,75 al equipo de Luis Guil, antes de llegar al descanso. En el tramo final, los visitantes dieron un paso al frente, con un juego más fluido, una defensa más agresiva y un mayor acierto.

Después de una dolorosa derrota contra el Real Madrid, el UCAM Murcia se presentaba en el Martín Carpena tras una semana en la que Kurz y Udoka se acoplaban mejor al equipo y a falta solo de que se recupere Pedro Rivero para que Luis Guil cuente con el equipo al completo.

El primer cuarto comenzó con el UCAM Murcia muy entonado ofensivamente. Andrés Miso desde media y larga distancia y Augustine en la pintura asumían principalmente el protagonismo en ataque. Sin embargo, la defensa no estaba al nivel de los primeros encuentros de la competición. Gerald Fitch, marcaba el camino a los suyos con un 2/2 en tiros de dos y 2/3 en triples. Un tiro libre de Franch antes de finalizar el periodo, dejaba el marcador 25-1.

Pese a que la primera canasta del segundo cuarto fue para los de Luis Guil, fue en estos minutos donde Unicaja forjaba poco a poco la victoria. La zona impuesta por Murcia fue dinamitada con cuatro triples consecutivos anotados por Garbajosa (2), Berni y Payne. Las transiciones de los locales se transformaban en canastas rápidas, mientras que en el UCAM Murcia los nervios provocaban desacierto en ataque. Kurz salvó un poco la diferencia con dos acciones consecutivas para dejar el marcador 49-33. 16 puntos de renta para los de Chus Mateo.

En la reanudación, los problemas siguieron sucediéndose para el UCAM Murcia. Unicaja anotaba con facilidad desde dentro y mantenía unos porcentajes muy altos en tiros de campo. En ataque, los visitantes mejoraron con respecto al segundo cuarto. Jordi Grimau penetraba con criterio y carácter, para recortar la diferencia y dotar de más opciones a su equipo. En los últimos compases del tercer cuarto, el equipo dio un paso al frente y comenzó a competir mucho mejor que en la primera parte.

El último cuarto sirvió para que el UCAM Murcia creyera en sus posibilidades y limpiara en gran medida el daño causado por el Unicaja en el segundo cuarto. Andrés Miso dio una muestra de la capacidad que tiene para anotar desde media y larga distancia además de entrando a canasta. Udoka también se sumó a los tiros exteriores anotando sus dos primeros triples con el equipo de Luis Guil. Un último cuarto que deja sensaciones positivas de cara al próximo encuentro contra Langun Aro de San Sebastián.

Una nueva final para el UCAM Murcia que se disputará en el Palacio de los Deportes el próximo domingo a las 12:30.

fuente

Comunicación UCAM Murcia