11 Diciembre 2011

El argentino aupó a su equipo para vencer al UCAM Murcia 67-75


Tras dos primeros cuartos para enmarcar del equipo de Luis Guil, el Caja Laboral guiado por Oleson y, sobre todo, Pablo Prigioni, le dio la vuelta al marcador. El UCAM Murcia no encontró las sensaciones de la primera parte, costándole mucho más defender los puntos fuertes del conjunto vitoriano. Las ausencias de Kurz, Rivero, y los problemas que arrastra Andrés Miso, siguen lastrando al equipo murciano, que llega falto de fuerzas a los últimos compases.

El Caja Laboral demostró desde el inicio los buenos lanzadores que tiene desde el perímetro. Bjelica y Teletovic, arrancaron su puntuación con dos triples para dejar bien claro dónde está el peligro de este equipo. Con lo que no contaba el Caja Laboral es con la descomunal reacción de Josep Franch. El base catalán demostró por qué es uno de los fichajes del verano en la Liga Endesa y por qué llevó a las Selección U-20 a ganar el Europeo de Bilbao. Sus penetraciones pusieron de pie a la grada del Palacio de los Deportes. Puso a su equipo por delante, junto con Sekulic, y terminó con 11 puntos el primer cuarto (23-19).

La racha del UCAM Murcia y la de Franch no habían hecho más que empezar. Miso le sustituyó para darle descanso en el puesto de base. El madrileño se asoció bien con Matt Walsh, para elaborar buenas jugadas y seguir ampliando la distancia con respecto al Caja Laboral. La defensa se intensificó notablemente hasta poder dejar al equipo de Ivanovic a 14 puntos. El regreso de Franch a pista vino acompañado de dos penetraciones más que ayudaron a mantener al rival alejado. Cuando parecía que el Caja Laboral no encontraba la manera de hacer daño al UCAM Murcia, el que apareció fue Prigioni. Junto a Oleson, tiró del carro de su equipo para mantenerlo en el partido. Jordi Grimau, por su parte, anotó un triple y una canasta de dos, para marcharse al vestuario 42-31.

Era demasiado perfecto para continuar contra un equipo de la calidad del Caja Laboral. Los de Dusko Ivanovic se pusieron las pilas y rápidamente acortaron la diferencia. Un formidable Brad Oleson, rompía una y otra vez la defensa murciana por dentro y por fuera. Franch cometió tres faltas consecutivas y tuvo que marcharse al banquillo. Mientras tanto, Prigioni seguía jugando al borde de la falta y anotando los triples que se jugaba. El base argentino decidía todos los pick and roll y la mayor parte de las veces finalizaban con un tiro de tres.

El partido llegaba igualadísimo al último periodo (55-54). Un cuarto en el que el Caja Laboral no terminaba de despegarse gracias a los triples de Jordi Grimau y a los ganchos de Augustine en el poste bajo. Sin embargo, Prigioni redondeó su fabulosa actuación con dos triples que terminaron rompiendo el partido. Se marchó hasta los 27 puntos para acabar con un global de 33 de valoración. Demasiado para el UCAM Murcia que vio como después de realizar un gran encuentro, no pudo retener la victoria.

Habrá que esperar a Alicante para intentar lograr la cuarta victoria de la temporada.

fuente

Comunicación UCAM Murcia