04 Diciembre 2011

Las bajas dejaron sin “gasolina” al UCAM Murcia en los últimos periodos


La visita del Blusens Monbus a Murcia se saldó con victoria para los de Moncho Fernández. Un UCAM Murcia mermado por las bajas, llegó muy justo a los compases finales para disputar el encuentro.

Son muchos los recuerdos de la temporada pasada y de años anteriores, los que invadían la mente de los aficionados murcianos a lo largo de la semana. De nuevo Blusens Monbus, visitaba el Palacio de los Deportes, para disputar un encuentro trascendental para el devenir de ambos conjuntos en la Liga Endesa. El pasado año obligados a ascender, y este, en cambio, luchando por la permanencia.

Los días previos estuvieron precedidos por la lesión de Rivero y la duda para jugar de Andrés Miso. El UCAM Murcia se plantaba en cuadro para jugar un importantísimo encuentro.

El comienzo estuvo marcado por la entrada de Matt Walsh en el cinco inicial. El escolta americano, salió enchufado, anotando en varias penetraciones y asistiendo a Augustine para que anotara dentro de la zona.

Desgraciadamente, en una acción fortuita, recibió un golpe que obligó a Luis Guil a sustituirlo. Pero el equipo no se resintió. El primer periodo estuvo muy igualado hasta su término. Juan I. Jasen, se encargó de adelantar a su equipo, invirtiéndose de espaldas para anotar una gran canasta sobre la bocina.

El argentino continuó muy activo. Se encargó personalmente, durante los primeros minutos del segundo cuarto de asumir el mando en ataque y distanciar levemente a su equipo. Los de Luis Guil consiguieron ponerse ocho arriba (20-28), pero un parcial de 0-9 hizo que se Obradoiro se metiera de nuevo en el partido. Por parte del conjunto gallego, Deron Washington, realizó buenas acciones en ataque. El encuentro estaba muy igualado y así se mantendría hasta el descanso. Walsh, que regresó a pista, anotó un triple a pocos minutos del final, para dejar a su equipo igualado. El UCAM Murcia y el Blusens Monbus, se marcharon a vestuarios con el partido empatado (32-32).

En la vuelta al a la pista, el Blusens Monbus salió más enchufado que el equipo local. A través de Washington y Lasme, consiguieron marcharse por encima. La defensa del UCAM Murcia no conseguía parar a estos dos jugadores, y poco a poco, el equipo de Moncho Fernández iba forjando la victoria. A esta diferencia también contribuyó una técnica pitada a Jordi Grimau justo cuando Obradoiro se estaba distanciando. La brecha abierta en el tercer cuarto, erar prácticamente definitiva (43-57).

Físicamente, el UCAM Murcia llegó muy mermado al último periodo. Intentó reducir distancias, pero lejos de conseguirlo, el marcador del Blusens Monbus fue cada vez a más. Corbacho con dos triples y Kendall, que estuvo muy acertado en el tiro de media distancia, consiguieron buenos númerosa. Con resultado final de 60-85, el conjunto gallego le pone muy difícil a los de Luis Guil superarles en el basket average.

Después de este encuentro, el UCAM Murcia queda con tres victorias y siete derrotas. El próximo encuentro será el domingo 11 de diciembre, frente al Caja Laboral en el Palacio de los Deportes.

fuente

Comunicación UCAM Murcia