10 Noviembre 2011

Sergio Pérez cree que en Zaragoza se puede sumar la primera victoria lejos del Palacio


“Para mí será un partido especial entre comillas porque he jugado partidos importantes en los dos bandos”, confesaba uno de los capitanes del UCAM Murcia. “Sin embargo, éste no será tan decisivo como otros que he jugado, pero será importante para saber el camino que vamos a coger a partir de ahora”.

El alero madrileño conoce bien el ambiente del Pabellón Príncipe Felipe, ya que jugó la temporada 2008/2009 allí. “El público de Zaragoza es entendido y exigente. Si las cosas no te están saliendo bien o no te estás esforzando te lo hacen ver. Al ser 8.000 ó 10.000 personas impresiona más. Lo que tenemos que hacer es intentar que ellos no tengan su día y, a partir de ahí, si el público juega a nuestro favor, mucho mejor”.

Pese a caer en casa ante Lagun ARO GBC, vencieron en la tercera jornada al Caja Laboral 86-66. “En su campo siempre son favoritos. Aunque es cierto que no han empezado bien la liga. Perdieron el último partido en casa ante Lagun Aro GBC y tenemos que tomar nota de ello para conseguir nuestra primera victoria fuera de casa. El CAI Zaragoza es un equipo consolidado en la Liga Endesa. Supongo que querrán seguir la misma línea del año pasado y estar en mitad de tabla sin pasar problemas. Es un equipo muy bien hecho, con una buena línea interior y exterior. Además, tienen mucho talento individual”.

En cuanto a las armas del UCAM Murcia, Sergio Pérez tiene muy claro que “la defensa es la base de nuestras victorias y no victorias. En lo partidos en los que hemos tenido opciones hemos defendido fuerte. No estábamos atenazados porque los tiros no entrasen. El tema del tiro tiene mucho que ver con las rachas, aunque sí es verdad que llevábamos unos partidos que no entraban. Nos alivió el ver que el trabajo diario tuvo recompensa ante Fuenlabrada. Esperemos que la racha continúe y vaya a más”.

El ‘15’ del UCAM Murcia tuvo más protagonismo en el último encuentro frente a Fuenlabrada. “El otro día jugué más y la verdad es que me sentí muy a gusto en el campo. Estoy para lo que me diga el entrenador, tanto si es para quedarme en el banquillo y agitar la toalla, como si es para jugar 20 minutos”.

Robert Kurz es uno de los jugadores que no termina de obtener la continuidad que puede dar. “Lo veo todos los días y no creo tenga más presión. Un jugador sabe cuando no lo está haciendo bien y él ha tenido muchos altibajos. Ha jugado partidos muy buenos y otros no tanto. Tiene que ser paciente. Es consciente de lo que se espera de él. Al final las cosas le van a salir bien, el equipo se apoya de alguna manera en Rob y todos confiamos muchísimo en él”.

fuente

Comunicación UCAM Murcia