27 Octubre 2011

El escolta del UCAM Murcia, Jordi Grimau, espera mejorar su aportación ofensiva contra Bilbao Bizkaia Basket


“Es cierto que ofensivamente no estoy al nivel que me gustaría estar”, comentaba el catalán. “Supongo que hace falta que entren las primeras y abran la lata. Soy el más exigente conmigo mismo y estoy entrenando todas las semanas para que se acabe esta racha”.

Pero no solo de acierto ofensivo vive el jugador. “En el momento en que no entran sí que pienso que quedan muchas cosas por hacer en el campo y otras formas de ayudar a los compañeros. Estas rachas ocurren y hay que saber llevarlas. Sin embargo, si se sigue tirando en buenas posiciones al final entrarán y se acabará la racha. Lo ilógico sería dejar de tirar esos tiros o renunciar a lanzarlos por miedo a fallar”.

El ‘40’ del UCAM Murcia se ha mostrado rotundo en cuanto si existía nerviosismo en la plantilla debido al mal arranque. “Todos deberíamos de ser conscientes de quién somos y de dónde venimos. Con un inicio así, perdiendo los tres primeros partidos, no es una catástrofe ni algo para que nos tuviéramos que poner nerviosos ninguno. Nadie en el club lo estaba, ni los de ‘arriba’, ni el entrenador, ni nosotros. Ésa es la clave para que poco a poco el equipo vaya para delante. Tenemos una victoria y muchísimos partidos más para seguir ganando”.

El próximo rival del UCAM Murcia será el Bilbao Bizkaia Basket (domingo, 18:30) en Miribilla. “El calendario se ha cebado un poquito con nosotros, pero no tenemos ninguna excusa. Estos partidos se tienen que jugar y si se ganan son doblemente positivos. La cuestión importante es que compitamos una cancha como la de Bilbao. Que estemos en el partido y mejorar pequeñas cosas que no sólo nos ayuden a ganar en este partido, sino próximos partidos”.

Personalmente, éste no será otro partido para Jordi Grimau. El próximo domingo tendrá enfrente a su hermano mayor Roger Grimau, que este verano fichó por los ‘hombres de negro’ de Bilbao. “Nos hemos enfrentado muchas veces ya. Al principio tienes una ilusión especial, y ahora como es lógico, también es un partido especial, pero lo es más por el entorno, la familia o la prensa, ya que llama más la atención. En el partido será un rival más. Si hay que meter la mano se mete, tanto por mi parte como por la suya. Son 40 minutos en los que no hay concesiones, en los que casi no puedes decir que sea tu hermano. Claro que hablamos, pero no solemos charlar baloncesto”.

El domingo, ante Bilbao Bizkaia Basket, al que nunca se ha ganado en Miribilla, los jugadores de Luis Guil buscarán sumar su segunda victoria consecutiva en la Liga Endesa.
( audio 1)
( audio 2)
( audio 3)
fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.