30 Septiembre 2011




Esta vez no fue posible hacerse con una nueva victoria de preparación. Luis Guil no pudo contar con tres de sus jugadores exteriores. Un dato que provocó la falta de frescura en los últimos compases del encuentro. Alicante se mostró además, superior en el rebote, capturando hasta 17 ofensivos. El próximo encuentro del conjunto murciano será el domingo día dos frente a Manresa en el Palacio de los Deportes.

El segundo enfrentamiento de pretemporada contra Alicante, venía marcado por las lesiones. Lesiones concentradas en los hombres exteriores. Jasen y Grimau, continúan recuperándose, mientras que Andrés Miso, se reservó por precaución, debido a una sobrecarga en la rodilla.

Con estas ausencias, Luis Guil daba entrada a Paco Solsona en el quinteto titular. El joven escolta está participando bastantes minutos en los amistosos disputados, y además, con buenas actuaciones. En el arranque, al UCAM Murcia le costó encontrar el ritmo de partido habitual. La defensa no era tan intensa como en los encuentros precedentes. En ataque, Josep Franch, asumía el mando y el protagonismo, dirigiendo con mucho criterio a sus compañeros, y jugándose entradas a canasta o tiros exteriores cuando era necesario. A mitad de cuarto, los hombres de Luis Guil ganaron en agresividad, consiguiendo así, varios robos de balón para comenzar el segundo periodo con una ligera ventaja (21-16).

El técnico del conjunto murciano, introdujo cambios. Pedro Rivero y Josep Franch, jugaron juntos durante varios minutos. En el segundo cuarto, aumentó el número de tiros exteriores. Sergio Pérez, el propio Rivero y Robert Kurz, finalizaban con acierto buenas situaciones de tiro generadas por el equipo. La entrada de Sekulic, también dotó al UCAM Murcia energía en defensa y en ataque. El montenegrino cerró bien el rebote en su zona y consiguió anotar varios tiros de cuatro metros. Faltando tres segundos para el descanso Franch cruzó toda la cancha para anotar un triple en suspensión. Finalmente la canasta fue dada de dos por pisar la línea (34-96).

En el tercer periodo, Alicante mejoró su porcentaje de acierto. Principalmente, por la buena actuación de Singler, que enlazó una buena serie de tiros exteriores. Por su parte, Lammont Barnes, dentro de la pintura, ponía en aprietos a Murcia, capturando rebotes ofensivos. La distancia se acortaba, pero ahí estaba Barlow para volverla a ampliar. El australiano está demostrando su buena mano desde cuatro metros, sobre todo cuando recibe en movimiento.
62-55 arrancaba el definitivo cuarto. Con Pedro Rivero dirigiendo los ataques, el UCAM Murcia conseguía de nuevo generar buenas situaciones de tiro. Aunque costaba más que entrara el balón. En defensa, Augustine puso hasta tres tapones a Barnes, y se sacrificó en el rebote, pero no fue suficiente. Alicante poco a poco iba recortando en el marcador hasta superar al equipo de Guil a falta de 2 minutos (70-71). Rápidamente, Murcia reaccionó de la mano de un formidable Josep Franch. El base catalán hizo una de las canastas del partido penetrando entre tres rivales y finalizando una bandeja con un tiro libre adicional. Pero no fue suficiente para hacerse con el partido. Alicante estuvo más acertado en el tramo final y se hizo con la victoria por 75-79.

El equipo de Luis Guil acusó la falta de exteriores en las rotaciones y el despiste en el rebote en los dos últimos cuartos. Segunda derrota de la pretemporada que no empaña las buenas sensaciones.

UCAM Murcia.- Josep Franch (14), Paco Solsona(3), Barlow(11), Kurz(8), Augustine (9); Pedro Rivero (9), Rejón (2), Sergio Pérez (9), Sekulic (10).

Lucentum Alicante.- Freire (7), Jódar, Llompart (8), Urtasun (2), Dewar (7), Stojic (8), Hazell (11), Kone (3), Singler (13), Barnes (12), Ivanov (8).

Parciales.- 21-16, 44-36 (23-20), 62-55 (18-19), 75-79 (13-24)

Árbitros.- Susana Gómez y José Luis Fernández.

Palacio de los Deportes.- Puerta Cerrada

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.