19 Septiembre 2011

Los de Luis Guil derrotaron 88 – 62 al Clínicas Rincón, filial del Unicaja de Málaga


Tercer triunfo en la pretemporada para los de Luis Guil. Esta vez ante el Clínicas Rincón por 88 – 62. La experiencia de los locales y una extraordinaria defensa en la primera parte, dejaron el partido visto para sentencia tras los primeros 20 minutos.

Cuarta prueba de pretemporada para los jugadores de Luis Guil. El filial del Unicaja de Málaga, el Clínicas Rincón Benahavis, ha sido el elegido para completar este partido que más que exhibición fue de entrenamiento.

Mucha juventud en un equipo rival en el que destacan apellidos como los de Abrines o Pozas, dos jugadores que ya se midieron al UCAM Murcia en Yecla hace un par de semanas con el primer equipo. Y un ilustre… Sabonis, pero de nombre Tautvydas, hijo del mítico jugador del Real Madrid y Portland Traiblazers.

Pese al frío ambiente que transmitía un pabellón vacío, el juego comenzó con bastante intensidad. Mientras que el UCAM Murcia trataba de imponer el ritmo con el que jugó ante Unicaja de Málaga y Valencia Basket, Clínicas Rincón salió respondón. De la mano del pívot Miguel Lorenzo aguantaron los primeros cinco minutos. Sin embargo la dupla David Barlow, que debutaba con el equipo, y Rob Kurz comenzaba a marcar las primeras diferencias importantes. Los 15 primeros puntos del equipo fueron obra suya.

Al inicio del segundo cuarto los diez puntos de diferencia no hicieron más que aumentar, al igual que la intensidad y el acierto defensivo por parte del equipo local. Gran parte de culpa la tuvo Augustine, que hacía valer su poderío físico en ambos tableros.

El partido se fue enquistando conforme pasaban los minutos. Un carrusel de faltas y protestas tuvo la culpa. Pese a todo el UCAM Murcia se mantenía firme en defensa. Un triple sobre la bocina de Ernesto Díaz sumaba el punto décimo visitante. 49 a 29 al descanso dejaba el partido finiquitado.

A pesar de la diferencia, Luis Guil intentaba motivar a sus jugadores pidiéndoles la misma intensidad defensiva para tratar de dejar al rival en 50 puntos. Kurz continuaba haciendo mucho daño tanto en el perímetro como cerca del aro. El de Philadelphia sumó 24 puntos sin fallo en el lanzamiento.

Poco a poco el ritmo fue decayendo y eso lo aprovechó Clínicas Rincón para ir maquillando una diferencia que había llegado a la treintena. Un pase desde el medio del campo de Tautvydas Sabonis para que Alejandro Abrines machacase sobre la bocina ponía el punto final al tercer periodo.

El último cuarto solo sirvió para demostrar que hay futuro en la selección española. Abrines brilló por encima del resto y culminó una estadística de 13 puntos, dejando muy buenas sensaciones.
Continúa la progresión del UCAM Murcia. Partido útil para que Barlow vaya cogiendo ritmo de competición y siga mejorando el entendimiento de los ocho nuevos jugadores con los que cuenta Luis Guil.

UCAM Murcia.- Josep Franch (6), Andrés Miso (0), David Barlow (13), Robert Kurz (24), Sekulic (8); Augustine (8), Pedro Rivero (7), Paco Solsona (8), Adrián Méndez (1), Rejón (6), Jordi Grimau (7).

Clínicas Rincón Benahavis.- Pozas (1), E. Díaz (8), Kuzmic (9), Faifr (6), Lorenzo (10); Todorovic (10), A. Díaz (3), Abrines (13), Fall (3), Sabonis (), Nguirane (2), Conde (2).
Parciales.- 29-19, 49-29 (20-10), 73-46 (24-17), 88-62 (15-16)

Árbitros.- José Luis Fernández y Diego Rubio.

Palacio de los Deportes, Murcia.



Descargar estadísticas

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.