15 Abril 2011

Se cumplió el sueño del ascenso en una noche mágica para toda la ciudad


Difícil no recurrir a tópicos. ¿Quién escribió el guión? La fiesta del ascenso se cumplió tras un partido inolvidable, con la derrota de Obradoiro y ante un púbico ensordecedor que tiñó de rojo el Palacio de los Deportes. INCREÍBLE. Ningún miembro del club o aficionado del equipo podía haber imaginado un ascenso tan espectacular. Se lo merecía la plantilla, el cuerpo técnico, la directiva y por supuesto esa enorme marea roja que demostró ante España entera lo que pide a gritos toda la ciudad. ¡Yo quiero ACB!

Antes de arrancar el encuentro no se podía hablar de otra cosa que no fuese el espectacular aspecto que presentaba el Palacio de los Deportes. Más de 7.500 espectadores vestidos de rojo para apoyar al CB Murcia. Para llevar a su equipo en volandas hasta la ACB.
La intensidad se transmitió a los jugadores locales en el arranque. Michael Umeh está en pleno estado de forma y lo demostró con grandes penetraciones. Pero el Islas Canarias de Tenerife es un conjunto con un gran potencial ofensivo y rápidamente dejo a un lado la presión del pabellón, para centrarse en su encuentro. Con Richi Guillem y Sabat protagonizando los ataques, el equipo de Alejandro Martínez se puso por delante marchándose al segundo periodo 21-28.
Viendo que en los primeros minutos se mantenía la distancia, Luis Guil decidió cambiar la defensa. Puso una zona 2-3 y le dio resultado. El conjunto rival empezó a disminuir el porcentaje de acierto y Faverani en ataque se salía para el equipo murciano. El principal problema era Sabat. El base de Canarias estaba espléndido en todas las facetas del juego. A pesar de su actuación, el CB Murcia se fue al vestuario dos abajo (44-46).

En la reanudación cambió la historia. Arropados por su público los hombres de Luis Guil le dieron la vuelta al marcador. Pedro Rivero asumió la dirección durante la primera parte del cuarto, y en la recta final fue Xavi Puyada el que llevó el timón. Junto a ellos, Faverani, Jasen y Roberto Morentin, se encargaron de jugarse la mayor parte de los ataques. Sin embargo, en los instantes finales el equipo perdió fuelle y se fue abajo en el marcador en el último cuarto.

Llegando a los últimos minutos del encuentro, la distancia de Canarias aumentaba pero nos llegaban muy buenas noticias desde Burgos. Obradoiro iba dejando en el camino poco a poco sus últimas opciones de ascender directamente, y el CB Murcia se coronaba paulatinamente como vencedor de la liga regular. Sin saberlo los jugadores siguieron haciendo su partido y se pusieron por delante en el último minuto. No se pudo rematar el encuentro en cuarenta minutos. Pero Murcia ya estaba en ACB. Se llegó a una prórroga que se disputó desde la máxima categoría del baloncesto español. Por si fuera poco se ganó el partido con una última posesión en la que un palmeo de Taj Gray sirvió para situar el marcador final. 112-111.
Ahora se puede decir bien alto. El CB Murcia es un equipo ACB.

fuente

Crónica, estadísticas y fotos