08 Abril 2011

El CB Murcia gana a Adepal Alcázar (62-81) y se jugará el ascenso directo el viernes en el Palacio contra Islas Canarias Tenerife


Se hicieron bien los deberes. Arropado una afición incondicional que estuvo animando en todo momento, el CB Murcia consiguió una victoria que le deja un poco más cerca de la liga ACB. El conjunto murciano tiene la oportunidad de conseguir el ascenso directo el próximo viernes en el Palacio de los Deportes si gana a Islas Canarias Tenerife.

Debido al vuelco que había dado la cabeza de la tabla en el último encuentro, esta semana se ha hecho larga para el CB Murcia, pero por fin llegaba el partido. Un encuentro ante un rival que ha conseguido el noventa por cien de sus victorias jugando como local y que además a estas alturas se está jugando la vida.

Los primeros minutos fueron muy igualados. Ambos equipos salieron a la cancha motivados por el apoyo de sus respectivos aficionados. En el caso visitante, una zona formada por más de 140 aficionados apoyaban de manera incondicional desde una hora antes de que arrancara el partido. Conforme pasaban los minutos, los de Luis Guil encontraron la fórmula para irrumpir la defensa de Alcázar. Juan I. Jasen fue el primero en asumir canastas importantes desde todas la posiciones. El argentino se encontraba cómodo desde la línea de 6,75 y penetrando. Junto a él, poco a poco se fueron animando Pedro Rivero y Michael Umeh. El americano empezó a abrir una brecha importante con dos triples en el último cuarto. Se encuentra en un momento de forma espectacular y lo demuestra en todas las facetas del juego.

Con 13-25 arrancaba el segundo cuarto. Un periodo que el entrenador del conjunto murciano aprovechó para hacer rotaciones. Entraron a la pista varios cañoneros con la mano caliente. Xavi Puyada, Óscar González y Pedro Robles ayudaban a que la diferencia se ampliase y casi casi se encaminase la victoria. En defensa el trabajo realizado también fue muy importante. Los jugadores interiores no concedían tiros fáciles y además tenían el rebote muy controlado. Al descanso el marcador se encontraba 30-54. Una ventaja en cierto modo cómoda para dosificar a todos los jugadores.

En la reanudación no se bajó el pistón. Se controlaron bastante bien los ataques rivales, mientras que en la otra canasta las posesiones eran largas con tiros bien seleccionados gracias la dirección de Pedro Rivero. El partido no corrió peligro en ningún momento, ya que cuando Alcázar se acercaba, rápidamente el CB Murcia contestaba con otro ataque de calidad.

En el periodo definitivo la afición cantaba “ACB, ACB” repetidas veces, pero el resultado de Obradoiro que jugaba en casa contra CECIP Lleida, no permitía adelantar acontecimientos. El equipo por su parte, seguía a lo suyo. Asegurando el trabajo realizado durante todo el encuentro con ataques largos y muy atento atrás. Todo iba sobre ruedas, sin embargo, Vitor Faverani daba el susto al retirarse lesionado después de doblarse el tobillo en la lucha por un rebote. Los servicios médicos del club determinarán en las próximas horas el alcance de la lesión del brasileño.

El resultado final fue de 62-81, pero el resultado de Obradoiro también fue amplio. Ambos quedan citados en la última jornada para alcanzar el ascenso directo. El CB Murcia tendrá que pelearlo en casa ante Isla Canarias Tenerife.

Antonio Díaz Miguel.- 1.500 personas, 150 aficionados del CB Murcia

Árbitros.- Carpallo Miguelez, Caballero Madrid.

Adepal Alcázar.- Álvaro Frutos (3), Mikel Uriz (10), Wrihgt (8), Almazán (5), Wachsman (10); Danny Brown (3), Guigou (3), Balmon, Francisco Robles (9), Virgil (11), Davanta Ward.
Parciales.- 13-25, 17-29, 19-20, 13-7.

CB Murcia.- Pedro Rivero (12), Michael Umeh (13), Juan I. Jasen (14), Taylor Coppenrath (12), Vitor Faverani (2); Pedro Robles (10), Roberto Morentin (3), Taj Gray (9), Óscar González (3), Xavi Puyada (3), Sergio Pérez, Aaron Johnson.

fuente

Crónica y estadísticas