01 Abril 2011

El conjunto murciano se acerca la ACB después de su victoria ante Navarra (80-63)


Fue la noche soñada. Una victoria trabajada desde el primer minuto hasta el último y una derrota del máximo rival directo, Obradoiro. Tras vencer a Navarra 80-63, aproximadamente una hora después llegaba la noticia más esperada. La Palma tendía una mano venciendo a los gallegos (86-71) y el CB Murcia recuperaba el lugar que le corresponde. ¡El liderato!

Visitaba el Palacio de los Deportes el equipo revelación de la temporada. El Grupo Iruña Navarra, debutante en la categoría, se ha asegurado prácticamente jugar los play-off después de realizar una fantástica liga regular. Su juego se basa en la presión a toda la cancha y en el tiro exterior y de media distancia.

El encuentro comenzó con el equipo visitante más metido en el partido. Los navarros ponían alto el ritmo desde el primer cuarto y conseguían dominar en el marcador. Iñaki Sanz, el base de Navarra, se convertía en el máximo anotador del periodo metiendo prácticamente todo lo que tiraba. Conforme avanzaban los minutos los de Luis Guil iban entrando en calor. Primero Faverani forzando faltas y anotando los tiros libres, y después Óscar González, con dos triples consecutivos, redujeron la distancia. El CB Murcia se puso por delante y en la última posesión del periodo amplió la diferencia. A falta de seis segundos y con saque de línea de fondo, Luis Guil puso en la pista un quinteto formado solo por jugadores exteriores, que se abrieron permitiendo a Pedro Rivero penetrar hasta la cocina y lograr un dos más uno (26-20).

En el segundo periodo Navarra se mantuvo en el partido una vez más gracias a la actuación individual de Iñaki Sanz. Llegó a los 14 puntos anotados y 20 de valoración. En el cuadro murciano la anotación se repartía más. Gray, Morentin y Jasen sumaban alternativas para ir poco a poco sentenciando el encuentro. Pese a que se llegó a cosechar una ventaja de 20 puntos, los equipos e marcharon al descanso 40-32.

En la reanudación Pedro Rivero se encargó de que Murcia tuviera de nuevo el partido controlado. Anotó dos triples y marcó el tempo del encuentro desde la dirección. Faverani también dio una lección en la pintura de puntos, rebotes y de forzar faltas al contrario. Durante todo el tercer periodo el equipo murciano tuvo a Iruña Navarra a una distancia prudencial. Luis Guil dosificó bien el banquillo para no saturar a sus jugadores en este tramo final de temporada.

Con el partido prácticamente sentenciado, el juego del CB Murcia ganó en espectacularidad. Michael Umeh se sumó a la fiesta metiendo triples con el defensor encima. Absolutamente todos lo jugadores entraron en pista. En los instantes finales, parte del público comenzó a prestar atención también a La Palma, donde se jugaba un partido que iba a redondear la noche. El conjunto canario de “la isla bonita”, vencía a Obradoiro. El CB Murcia se sitúa líder de la Adecco Oro a falta de dos jornadas para que finalice la liga regular.
( audio 1) ( audio 2)

fuente

Crónica y estadísticas