11 Marzo 2011

Los de Luis Guil consiguen su décimo sexta victoria consecutiva antes de jugarse el liderato en Santiago


Se cumplieron los pronósticos y el CB Murcia venció, aunque no sin sufrir, a un conjunto muy bien trabajado como es el Sant Josep Girona. Con el marcador igualado, Faverani y Pedro Rivero rompieron el encuentro para conseguir la victoria local. Décimo sexta consecutiva para este equipo de récord. Ahora queda una semana por delante para jugarse el liderato ante Obradoiro.

Durante la semana no se había hablado en el entorno de la dificultad de este encuentro, pero los jugadores y el cuerpo técnico tenían muy presente que para ganar al Sant Josep Girona, había que dar el 100 por 100.

Con Faverani tocado por unas molestias en la espalda, Luis Guil decidió poner de inicio a Coppenrath y a Taj Gray dentro de la zona. El americano salió con muchas ganas de demostrar su pontencial y asumir la responsabilidad dentro de su equipo. De hecho fue el mejor del primer cuarto. Terminó con ocho puntos y tres rebotes. Sin embargo, en defensa el conjunto de Guil tenía problemas. Mateo Kedzo, Ortega y Nacho Ordín, aprovechaban su opciones en ataque para pegarse a Murcia en el marcador.

En el segundo periodo la dinámica fue parecida. El CB Murcia quería despegar, pero estaba atascado. Girona aprovechó para ponerse por delante gracias a los triples Sergi Pino. El alero catalán tenía la muñeca caliente y lo demostró enchufando dos seguidos. Por parte del conjunto local, Vítor Faverani, realizó muy buenas acciones en el poste bajo. Sus defensores no podían parar a uno de los mejores pívots de la categoría. Pero su sus acciones y las de Taj Gray, que protagonizó la jugada del partido en el final del segundo periodo, con un costa a costa, no eran suficientes para marcharse en el marcador. Los de Guil se marchaban al descanso tres arriba (40-37).

En la reanudación Michael Umeh arrancó con un triple. El escolta del CB Murcia estaba siendo de los más destacados de su equipo en la anotación. Esto sirvió para que el resto de sus compañeros se enchufaran, y fueran a matar el encuentro en este tercer cuarto. Al principio costó, pero los jugadores locales intensificaron la defensa y en ataque se soltaron dos pilares fundamentales. Pedro Rivero en la dirección y Faverani dentro de la zona. Con todos los problemas que había arrastrado y los pocos minutos de los que estaba disfrutando, el brasileño estaba sumando unos números sensacionales. En 16 minutos 17 puntos y 4 rebotes. Con esta actuación, dejaba a su equipo con la victoria encaminada (64-52).

En el último periodo, Girona intentó recortar pero el CB Murcia tapó muy bien todas las opciones de tiro y, sobre todo, aumentaron en gran medida las cifras del rebote defensivo y ofensivo. Poco a poco, los de Luis Guil fueron dejando atrás a su rival. Un equipo que no bajó los brazos en todo el encuentro y que demostró ser de los mejores que han pasado por el Palacio de los Deportes. En los últimos minutos, Rivero y Faverani siguieron aumentando sus números. Especialmente el base segoviano, que protagonizo jugadas de auténtico crack, demostrando que es de los mejores jugadores de la competición.

El resultado final fue de 79-65. Una victoria que supone la décimo sexta seguida para el conjunto de Luis Guil, justo antes de jugarse ante Obradoiro la continuidad del liderato. ( audio 1) ( audio 2) ( audio 3) ( audio 4)

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.