07 Febrero 2011




El capitán del CB Murcia, Pedro Robles, pasó un entrenamiento completo con los más pequeños de las escuelas de la entidad, el benjamín B. El escolta madrileño, que además es padre de Nerea, una de las jugadoras de este conjunto, participó en diversos ejercicios de tiro y de uno contra uno. Los más jóvenes se lo pasaron en grande con su presencia y participación. No todos los días tienen la oportunidad de aprender de uno de sus jugadores favoritos al que siguen todos los fines de semana. El placer fue recíproco, ya que Robles también se fue encantado con la experiencia.
fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.