12 Enero 2011

En el próximo encuentro del CB Murcia, los jugadores convocados por la selección murciana infantil y cadete, y los componentes que participaron en Esplugues, serán homenajeados durante el descanso


Las categorías inferiores del CB Murcia siguen creciendo y demostrando que se encuentran en un gran nivel. Durante el parón navideño de las competiciones regionales, hay varios componentes de los distintos equipos que forman la cantera que han seguido jugando. En primer lugar, los seleccionados por el combinado regional infantil y cadete. Y en segundo, los cadetes 96’, entrenados por Carmen Puigcerver, que consiguieron la cuarta posición en el prestigioso torneo de Esplugues.

Todos ellos serán ovacionados en el próximo partido que el CB Murcia disputará el viernes en el Palacio de los Deportes frente a Orense a las 21:00 horas. Durante el descanso, se les brindará un homenaje por el trabajo desempeñado durante el periodo vacacional.

Cuatro premios en Esplugues

Los cadetes 96’ han conseguido unir el nombre del CB Murcia al de las canteras más importantes del panorama nacional. Durante la celebración del prestigioso torneo de Esplugues, disputado entre el 2 y el 6 de enero, los jugadores del conjunto murciano realizaron un fantástico trabajo que les sirvió para conseguir la cuarta posición, por detrás de Barcelona, DKV Jouventut y Real Madrid, y el premio fair-play. Además de estos galardones a nivel colectivo, también hubo dos destacados a nivel individual. Guillermo González se convirtió en el máximo anotador del torneo, mientras que José Manuel Virtus, fue el jugador que más triples enchufó.

Aunque ambos quedaron satisfechos por su papel desempeñado, reconocen que la clave para conseguir estos números se debió al gran trabajo de todo el bloque. “Sobre todo se debe a la confianza y al trabajo de todos los compañeros, sin su esfuerzo sería imposible conseguir estas cifras”, advierte José Manuel Virtus. El canterano logró anotar 13 triples en los cinco partidos que disputó en el campeonato. Por su parte, su compañero Guillermo González, consiguió perfilarse como máximo anotador con 85 puntos. Una cifra alta que no es nada fácil de conseguir. “Antes de cada partido salíamos con un nudo en el estómago, pero una vez comenzado el encuentro solo pensaba en jugar. La verdad es que me salió todo bastante bien, no sé si volvería a salirme todo tan bien si se disputara el torneo otra vez. En cada partido me sentía con más confianza”.

La experiencia de disputar este torneo es muy gratificante. “Hemos tenido que luchar mucho para poder alcanzar esta cuarta posición. La entrenadora (Carmen Puigcerver) puso como objetivo alcanzar las semifinales, y se logró”, advierte Virtus. Además, enfrentarse a equipos de tan alto nivel, ayuda a crecer como jugador. Para Guillermo González, “es una hecho que no ocurre todos los días. Pero la presión la tenían ellos por el nombre. Esto tranquilizaba un poco al equipo a la hora de afrontar los partidos”.

Junto al resto de sus compañeros, la afición del CB Murcia podrá brindarles el próximo viernes una calurosa y merecida ovación, por llevar tan alto el nombre del CB Murcia.

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.