21 Octubre 2010




El CB Murcia logró una victoria in extremis con remontada incluida. El trabajo en defensa del último cuarto y el recital en el tiro de Xavi Puyada, permitieron que el conjunto murciano venciera en una cancha donde han caído en las dos últimas temporadas los equipos que han terminado ascendiendo.

La experiencia es un grado, y contra un equipo que tiene en este factor su principal carencia, hay que explotarla mucho más. El CB Murcia comenzó el encuentro teniendo muy claro que no hay que perder el respeto por este tipo de equipos. El trabajo en defensa se realizó desde el principio con la misma intensidad que contra Palencia en casa. Pese a que en ataque el equipo de Luis Guil no estuvo del todo fino, mantuvo la distancia de al menos cinco puntos durante todo el cuarto. Jasen se marchó a 8 de valoración un punto, tres rebotes, una asistencia y una recuperación. Lo peor estaba dentro de la pintura, Faverani y Coppenrath sumaron dos faltas cada uno antes de llegar al segundo periodo.

Luis Guil tuvo que mover el banquillo para dar entrada a Morentin y Taggart, el último en incorporarse al grupo. El americano estuvo muy valiente en ataque, anotando en contragolpes y con buenos movimientos dentro de la zona. Pero en defensa, el conjunto murciano empezó a ceder intensidad. Lima y Sinanovic se encargaron de recortar distancias en la pintura, y el acierto del equipo andaluz en el tiro exterior les permitió ponerse por delante. El protagonista del partido estaba siendo Lima, que se marchó al descanso con 7 puntos y 8 rebotes.

En la reanudación, el Clínicas Rincón llegó a poner una diferencia de diez puntos. Los de Paco Aurioles, abrieron la defensa murciana buscando el tiro de tres. En el rebote ofensivo también estuvieron acertados. Pero la reacción llegó antes de llegar al último periodo. El conjunto murciano recortó distancias hasta situarse a tres, aunque podían haber igualado incluso superado a su rival si el porcentaje de acierto en el tiro libre hubiera sido un poco mejor.

El último cuarto prometía emoción hasta el final. Los de Luis Guil mejoraron la defensa y el acierto en el tiro. Faverani anuló a Lima, mientras que Xavi Puyada, con dos triples se encargó de poner a su equipo por delante (52-53). Los dos últimos minutos fueron de infarto. Intercambio de canastas entre los dos conjuntos hasta el final de encuentro. Xavi Puyada, que tenía la muñeca caliente, se encargó de asumir la responsabilidad. Metió el triple decisivo que distanciaba a su equipo en el marcador a falta de 24 segundos. Los andaluces no aprovecharon su último ataque, y el base catalán aumento la diferencia con dos tiros libres. Puyada anotó 12 puntos en este último periodo.

Victoria importantísima que permite a los de Luis Guil seguir pegados a la cabeza antes de visitar otra cancha difícil como la de Melilla, el próximo domingo a las 19:00.

Como noticia de última hora, Anthony Dobbins, termina contrato con el CB Murcia. El club agradece los servicios prestados durante este mes, ya que ha demostrado profesionalidad y entrega por el equipo.

fuente

Crónica y estadísticas