17 Enero 2010

Un parcial de 13-0 para los locales mediado el tercer cuarto, terminó por decidir el encuentro


El Club Baloncesto Murcia no puede romper con la maldición del Buesa Arena y no ha podido celebrar con una victoria su partido 450 en la máxima categoría del baloncesto nacional, mientras que el Caja Laboral se mantiene segundo en la tabla, a la espera de un tropiezo de Regal FC Barcelona y por delante de Real Madrid. Tras una primera mitad en la que los pimentoneros ofrecieron resistencia al cuadro vitoriano, un parcial de 13-0 en el tercer periodo dio ventaja suficiente a los locales para controlar el marcador y romper el partido. En el último parcial, los equipos se dejaron llevar y Caja Laboral alcanzó sus máximas diferencias, que llegaron hasta los 26 puntos.

El mejor jugador del encuentro fue el más valorado de la liga, el brasileño Tiago Splitter, que finalizó con 16 puntos y 8 rebotes, para 25 de valoración. En el cuadro pimentonero destacar de nuevo la figura del base serbio Milos Vujanic, que concluyó con 19 tantos anotados.

Dusko Ivanovic presentó de inicio al recién renovado Singletary, como principal novedad en su quinteto, acompañado de los habituales titulares, English, San Emeterio, Teletovic y Splitter. Por su parte, Edu Torres renovó su cinco inicial con las entradas de Delininkaitis y Xavi Sánchez, a los que acompañaron Scepanovic, Moss y Faverani.

Al igual que en los últimos partidos fuera de casa, Murcia comenzó el choque concentrado y planteando dificultades a los locales, lo que le llevó a situarse en los primeros minutos por delante (5-8). En esa dinámica, consiguió su máxima diferencia en el 6’ (8-12), lo que despertó a los hombres de Ivanovic, que tardaron en entrar en el partido, y un parcial de 11-1, situó a los baskonistas por delante con un tanteo de 19-13 con el que se cerraría el primer periodo.

Los de la Capital del Segura procuraron no despegarse en el marcador, y en el inicio del segundo envite fueron recortando la distancia (24-20) en el 12’, mientras que Caja Laboral trataba de apoyarse en sus hombres altos, con Splitter, Barac y Herrmann en pista, para continuar por delante. A cada sacudida murciana, (27-25) en el 4’, respondían los vitorianos, (35-28) en el 17’, en un parcial dominado ofensivamente por Vujanic que llegó a sumar 16 puntos, incluida la última canasta del cuarto que llevaba el partido al descanso con 36-34, y mantenía a los pimentoneros de lleno en el choque.

La reanudación del partido no pudo comenzar mejor para los de Edu Torres, con un triple de Robles que los situó por delante (36-37), y que provocó la inquietud durante unos instantes a los baskonistas. Murcia trató de aprovechar el cansancio de los locales, que venían de jugar el jueves en Moscú en Euroliga, pero en el momento en el que parecía que podían tomar las riendas del choque, los de Ivanovic sacaron a relucir todas sus virtudes, y un parcial de 13-0 les colocó con clara ventaja en el electrónico (49-39) en el 25’. Murcia ya no encontró fluidez en ataque y Caja Laboral se hizo definitivamente con el choque, manteniendo su renta para finalizar el periodo 61-48, con un extraordinario Teletovic.

El último cuarto se inició como terminó el tercero, con un triple de Mirza Teletovic. Con el partido completamente roto, los vitorianos endosaron un nuevo parcial de 10-0, sumando en cada acción máximas diferencias. Con el 76-50, los de Ivanovic alcanzaron su máxima renta, en unos minutos sin historia para los dos equipos, y con el cuadro pimentonero echando de menos la aportación ofensiva de Vujanic, que no pudo mantener el nivel del segundo periodo. El encuentro concluyó con el resultado final de 78-64.

Una crónica de Miguelín Martínez


fuente

Crónica y estadísticas