27 Diciembre 2009

Con el público sobre la pista, los murcianos controlaron la ventaja en los instantes finales gracias a su acierto desde el tiro libre


El Club Baloncesto Murcia consigue la tercera victoria de esta campaña, en el debut de Edu Torres ante su afición. En un partido muy intenso, los locales se mantuvieron a remolque la mayor parte del choque hasta que, con casta y coraje, se colocaron por delante en el marcador con un triple de Vujanic en la última jugada del tercer cuarto. El cuadro de Torres administró sus diferencias en el último periodo para alcanzar el triunfo en los segundos finales de partido, donde estuvo más acertado en el carrusel de tiros libres que su rival.

Especial mención requiere Milos Vujanic que, con 24 puntos, incluidos 4 triples, se ha convertido en el jugador más valioso del encuentro, bien acompañado en sus filas por Vlado Scepanovic, que ha finalizado con 17 tantos y 21 de valoración. En el conjunto canario, destacar los 21 puntos de Jaycee Carroll, 15 de ellos en la segunda mitad.

En su debut en el Palacio, Edu Torres presentó de inicio a Delininkaitis, de nuevo como base titular, Robles, Scepanovic, Moss y Prestes, mientras que el quinteto visitante fue el mismo que consiguió la pasada semana la victoria ante Xacobeo Blusens, formado por Norris, Carroll, Sanders, Augustine y Savané.

Igualdad máxima desde el comienzo, con los dos equipos encontrando con facilidad el aro rival, y con alternancias en el marcador y en el juego. Murcia trató de no desconcentrarse en ese vaivén de aciertos ofensivos y desatinos defensivos, sobre todo a la hora de cerrar el rebote, y se colocó por delante (16-15) en el 6’, para ampliar su ventaja, que en el 9’ ya era de cinco puntos (24-19), merced al acierto desde el tiro libre, anotando los 15 lanzamientos provocados. Una rápida reacción de los pupilos de Pedro Martínez, con un triple sobre la bocina de Marcus Norris, cerraba el primer periodo con el tanteo igualado (27-27).

A los 15 segundos de iniciarse el segundo cuarto Murcia ya había cometido dos faltas y perdió el control y la concentración mostrada en los diez primeros minutos, lo que permitió que Gran Canaria sumara un parcial de 0-9, con un acumulado de 0-14, que llevó a los insulares a su máxima ventaja (27-36) en el 12’. Los visitantes trataron de mantener la renta, pero con unos extraordinarios minutos en defensa, los de Edu Torres recortaron la distancia (40-42) en el 18’, para llegar al descanso con una ligera ventaja de los canarios (40-44), en un cuarto en el que la defensa de ambos conjuntos supo imponerse al ataque rival.

La segunda mitad presentó de inicio la misma tónica que el comienzo del segundo periodo, y con un gran Jaycee Carroll, que anotó 7 puntos, los hombres dirigidos por Pedro Martínez recuperaron su máxima diferencia (44-53) en el 24’. En ese momento emergió la figura de Milos Vujanic, que con 12 tantos en este parcial, consiguió remolcar al equipo y situarlo a tan sólo dos puntos de los visitantes (58-60) a falta de un minuto para finalizar el periodo. Con un Palacio volcado y metido en todas las acciones del juego, los pimentoneros llegaron a gozar de tres intentos desde 6’25 para colocarse delante en el electrónico, consiguiéndolo finalmente con un triple del propio Vujanic en la jugada que cerraba el tercer cuarto y que dejaba el tanteo 61-60.

En los primeros minutos del último periodo los de la Capital del Segura consiguieron incrementar su renta gracias, sobre todo, a un inmenso Roger Powell, que con casta y pundonor logró encontrar sus puntos, 8 en este parcial, para llevar a Murcia hasta su máxima diferencia del partido (73-67) en el 33’. Los locales trataron de administrar la renta, con el público convirtiendo el Palacio en una caldera, pero los insulares lograron acercarse (82-79) a falta de un minuto para la finalización. Los de Pedro Martínez llegaron a colocarse a tan sólo un punto (84-83) en los instantes finales, e incluso tuvieron la opción de mandar el encuentro a la prórroga, pero Sanders falló el lanzamiento triple y dejó el marcador final 86-83, que permite a los murcianos reencontrarse con la victoria y refrendar las buenas sensaciones ofrecidas la pasada semana en el Palau.

Una crónica de Miguelín Martínez
fuente

Crónica y estadísticas