20 Marzo 2009

El entrenador del CB Murcia reconoce que “para el equipo que salga perdedor, será todo más complicado”


“Yo no lo veo como una final. Creo que es un partido muy importante. Sea cual sea el resultado del partido quedarán aún seis o siete partidos y no va a ser tan definitivo”, aseguraba Manolo Hussein esta mañana en la rueda de prensa previa al choque en Sevilla, al tiempo que añadía: “Si ganamos se produce el hecho de tener dos victorias de ventaja y si ellos ganan quedaríamos igualados en victorias. Somos equipos que vamos a estar peleando por lo mismo, pero creo que hay margen en ambos equipos para poder maniobrar”.

El técnico grancanario se mostraba consciente de la mejoría de su rival, pero afirmaba que se centraba en “analizar números”. “La plantilla es muy buena, tiene jugadores que están jugando mejor. Los números te dicen que quedan siete jornadas y creo que van a estar en la pelea hasta el último momento. Lo que pesa en una temporada es el rendimiento global. Ellos han tenido una primera vuelta que no fue buena, aunque han reaccionado en esta segunda”, consideraba.

“Ahora todos los partidos son a cara de perro”, aseveraba el preparador murciano, pues “hay muchas cosas puestas en juego: que tú sumes, que el equipo contrario no lo haga…”.

“Al otro equipo lo respetamos enormemente, pero no es una preocupación, es una ocupación”, apuntaba sobre el Cajasol, del que también decía que “donde más ha evolucionado ha sido en defensa, son más intensos y eso lo demuestran en parcelas del juego muy concretas a nivel defensivo”. “Mantienen esa línea de ser un equipo muy explosivo en ataque, pero con una mejora importante en cuanto a la involucración de todos los jugadores en el tema defensivo”, finalizaba. ( audio 1) ( audio 2) ( audio 3) ( audio 4) ( audio 5) ( audio 6) ( audio 7) ( audio 8)
fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.