15 Febrero 2009

Segunda victoria a domicilio de los de Hussein, esta vez ante los de Aito García Reneses, en un encuentro soberbio de los interiores Lamont Barnes y Diego Fajardo


El Club Baloncesto Murcia se apoderó del triunfo en el Martín Carpena, por lo que da un paso de gigante con respecto al objetivo de la permanencia. Ya lo dijo Hussein en la rueda de prensa previa a este choque: “Si tú compites, siempre se te puede presentar una oportunidad” y “Nos vendría bien que lo que se considera ‘sorpresa’, realmente se diese”. Y así fue. De esta forma, el marcador en Málaga se apagó en 74-78.

Aito utilizó inicialmente a Berni Rodríguez, Jiri Welsch, Robert Archibald, Marcus Haislip y Omar Cook. Hussein, por su parte, escogió a sus habituales últimamente, es decir

, Chris Thomas, Taquan Dean, Donatas Slanina, Chris Moss y Lamont Barnes. La contienda presentó un inicio igualado. Lamont Barnes fue el encargado de inaugurar el marcador, aún sin saber que acabaría como héroe de la tarde. Los diez primeros minutos se convirtieron en un tira y afloja entre ambos conjuntos, aunque con los malagueños acusando algo más de acierto. Sin embargo, el cuarto finalizó con empate a 17.

El segundo período volvió a evidenciar el equilibrio de esta tarde entre los dos rivales, rompiéndose dicha igualdad por la mínima al descanso y a favor de los locales (37-36). Marcus Haislip fue el que desequilibró la balanza con un triple prácticamente sobre la bocina.

Los murcianos salieron motivados del vestuario y tanto es así, que Taquan Dean logró poner por delante a los suyos en el minuto 22 con uno de sus característicos triples (39-42). Esta canasta supuso una baza a favor de los de Hussein, pues desde entonces los locales casi siempre fueron a remolque. Así, el CB Murcia ganó el compás (18-22) y se presentó en el último cuarto con la voz cantante en el marcador: 55-58.

Ya en los últimos diez minutos, el CB Murcia se fortaleció mentalmente al verse con posibilidades y no las desaprovechó. Unicaja mostró resistencia, pero ésta no fue suficiente para despojar del triunfo a un equipo visitante que trabajó concienzudamente hasta el final, sentenciando la machada Chris Thomas desde la línea de personales, para el definitivo 74-78.

El MVP de la tarde fue Marcus Haislip, pues anotó 28 puntos, capturó 9 rebotes y sumó un 33 de valoración. Del lado murciano, los interiores Lamont Barnes y Diego Fajardo realizaron un excelente partido, con 26 (22 puntos, 8 rebotes, 3 robos y 4 tapones) y 21 (14 tantos y 10 rechaces) de valoración, respectivamente.
fuente

Crónica y estadísticas