14 Marzo 2008

El entrenador del Polaris World C.B. Murcia asegura que el DKV Joventut “es un equipo que no sólo juega, sino que no te deja jugar”


Manolo, ¿Cómo se le puede ganar al DKV Joventut en el momento de forma en que se encuentra?
La verdad es que yo no conozco fórmulas que nos aseguren la victoria. Lo único que sé es que tenemos que intentar luchar por cada posibilidad que se nos presente en el partido y desde luego, no dejar escapar la menor ocasión que tengamos de ganar. Realmente, no hay fórmulas y tampoco estamos – a lo largo de la semana- tan interesados en ver qué podemos hacer para ganarles a ellos, como qué podemos hacer para mejorar nosotros y ser más competitivos. Ahí es donde realmente comienza todo, pero no cabe duda que hay dos aspectos de juego que tú tienes que intentar equilibrar: uno es la intensidad y el otro, el ritmo. Si no juegas a su intensidad y a su mismo ritmo, no tendrás opciones desde luego. Va a ser importante el nivel defensivo, porque vamos a jugar contra el mejor equipo de la liga en ataque, por lo que está claro que no podemos ir a jugar contra ellos un partido de 90 puntos, porque al final pasará lo que la lógica te dice que va a pasar. Entonces, tenemos que intentar estar muy intensos defensivamente y sobre todo hay que intentar elevar los porcentajes, especialmente en tiros de 3, pero no cabe duda de que quizás lo más determinante para jugar contra un equipo como el Joventut es el equilibrar aspectos tan confusos como pueden ser la intensidad y el ritmo, si no es así es muy complicado ganarles, porque llegará un momento determinado del partido que no se podrá seguirles y por tanto, ellos se marcharán… por lo que esto es clave.

¿Has preparado algún planteamiento especial para frenar a Rudy Fernández y Ricky Rubio?
No, no hay planteamientos especiales, no hay ninguna llave que te abra esa puerta. Tú tienes que intentar jugar su partido y punto, porque realmente nunca me obsesiono con nadie, porque creo que es bastante malo. Eso significa que estás yendo a jugar al terreno del equipo contrario, es decir, más preocupado por sus planteamientos que por los suyos. El DKV intentará jugar su partido y nosotros el nuestro… no tenemos una preocupación especial por ninguno de esos jugadores mencionados, porque la clave de ese equipo es el colectivo. Ellos juegan como juegan porque son capaces de jugar con muchísimas rotaciones, que les permiten jugar al ritmo al que juegan. En esas rotaciones continuas el protagonismo de los jugadores es muy alto. Ellos juegan con mucha determinación y descaro. Hay tres cosas que les caracteriza: juegan con mucha osadía, instinto e intensidad. Esto no está ubicado en Ricky y Rudy, sino en todo el equipo, porque es una filosofía de juego que el equipo tiene muy asimilada. Son muy agresivos en ese sentido. Entonces, no hay nada especial para ninguno de ellos, porque no hay ninguna fórmula. Es una cuestión –que he hablado con los jugadores a lo largo de la semana- que tiene que ver con el orgullo, pues en todo trabajo defensivo tiene que haber orgullo. No puedes permitir ser una defensa abierta que continuamente se abre ante tus contrarios, porque si es así nunca tienes ninguna opción. Por ello, el orgullo es muy importante y más en nuestra pista.

Entonces, si la defensa es importante, ante el mejor ataque de la liga más…
Sí, es fundamental, porque ellos atesoran porcentajes muy altos y el último día que estuve viendo su partido europeo, te das cuenta que son un equipo muy completo, porque su defensa es muy agobiante y te está presionando todo el rato. Pero, tampoco es una obsesión para nosotros el Joventut, es decir, quizás estamos más preocupados de ver cómo podemos nosotros incrementar nuestro rendimiento y más teniendo opciones porque jugamos en nuestra pista. Esto es más fácil decirlo, que luego llevarlo a la práctica. La semana pasada decía Manel (Comas) que no hay ningún equipo invencible y es verdad, pero en el minuto 10 el CajaSol iba perdiendo de 30 en Badalona. Quiero decir, evidentemente no hay ningún equipo invencible, pero muchas veces encontrar la fórmula de ganar a un equipo que está tan tan tan en forma y que juega con tanta confianza es complicado. Yo creo que esperanzas tenemos de que podamos ganar el partido. Yo, además, en mi foro interno he dicho que creo que vamos a ganar. Sé que es muy atrevido decirlo, pero en mi foro interno lo he dicho.

¿Cómo está la plantilla físicamente?
Hemos tenido algunos problemas, pero que no tienen que ser una excusa para el partido. Aprovecho este momento, además, para felicitar a Diego (Fajardo), que no entrena hoy porque ayer fue padre, así que como es una grata noticia, desde aquí le felicitamos en nombre de la toda la plantilla. Imagino que mañana ya estará para entrenar con el equipo. Todo esto son pequeños contratiempos que al final tampoco tienen que suponer un gran problema para competir.

Los referentes en casa son buenos, por lo que DKV sabrá que en Murcia como mínimo le va a costar…
Yo creo que en casa hasta ahora nos hemos mostrado muy solventes, pero –vamos a jugar contra uno de los equipos que más en forma está de Europa-. Cuando tú los ves jugar, te preguntas por donde les metes mano. Pero, yo sí creo que vamos a tener opciones y eso sí lo tengo clarísimo. El tema es ver si algunos de esos parámetros que el otro día mejoramos como fue el tiro exterior -que yo creo que es muy importante- metimos 11 triples- es algo inusual para nosotros. Por ello, creo que tiene que darse también esa situación, porque no sólo se les gana defendiendo, sino también anotando. No obstante, es un equipo que se va ir a puntuaciones muy altas. Por ello, hay que igualar esa osadía, ese instinto con el que ellos juegan. Y esa intensidad, nosotros tenemos que igualarla y a partir de ahí, hay factores anímicos, que en esta clase de partidos son también muy importantes y espero que nosotros pensemos que es un partido que necesitamos para la permanencia. Tenemos que lucharlo, porque entra dentro de nuestras posibilidades para conseguir el objetivo, que es la permanencia. Nosotros en casa no podemos renunciar a ningún partido, se llame como se llame el equipo que venga y esté en las condiciones que esté.

Cuando viene un grande, en este caso DKV –que además está de moda-,… ¿hay más motivación?
Yo creo que motivados tenemos que estar, porque para nosotros el partido del domingo es un reto. Todos tenemos claro que vamos a jugar contra un equipo que está jugando muy bien y que hace mucho tiempo que no pierde: ha ganado los últimos partidos de liga, también en Europa, es Campeón de la Copa del Rey… No sé exactamente cuantos partidos seguidos ha ganado, pero sí que son muchos. Para nosotros supone un reto eso, porque estamos jugando ante un equipo que está en una dinámica muy positiva, de sumar y sumar.
Que si jugar contra los equipos grandes a nosotros se nos da mejor o peor, no lo sé, posiblemente esa pregunta te la puedo contestar el domingo a mediodía, pero éste es un equipo diferente, que no solamente juega, sino que no te deja jugar. A diferencia de otros equipos grandes, que han pasado por aquí, son equipos que como por ejemplo el TAU juega a meter, pero atrás te deja jugar. Éstos no te dejan jugar, son unos asesinos que no te dejan jugar ni delante ni detrás. Entonces, hay que intentar sobre todo que cuando tengamos el balón, estemos en la línea de la semana pasada… es decir, que no perdamos balones estúpidos, el no darles posibilidades de contraataques, el pelear por el rebote de la misma manera que ellos lo pelean, es decir, ganar cada batalla, para tener al final del partido nuestra posibilidad.

Por último, ¿te preocupa el arbitraje?
Yo, realmente, antes de los partidos siempre confío que me van a pitar bien, o sea, que realmente lo confío, independientemente de quien venga. No tengo ningún perjuicio ni convencionalismo en ese sentido. Voy tranquilo, sereno. No hay ninguna terquedad en mi cabeza pensando que va a pasar nada extraño. Confío plenamente en que va a ser un partido que se va a pitar lo que se va a ver.
fuente

Polaris World C.B. Murcia