07 Marzo 2008

El técnico del Polaris World C.B. Murcia asume que este sábado se enfrentará a “la nobleza de la liga”


Manolo, al parecer el panorama del TAU no es el mejor, ya que pueden registrar hasta cuatro bajas para este partido…
Realmente tampoco pensamos demasiado en los problemas que pueda tener TAU. Yo creo que ellos son un gran equipo y no porque lo diga yo, sino porque lo demuestran jornada a jornada, tanto en la liga como en la Euroliga. Hasta el día de hoy cuando han tenido problema de jugadores, que realmente los han tenido, han sabido suplirlos con el rendimiento de otros. Lo mejor que tiene TAU es que realmente cuenta con once jugadores de primer nivel y vamos a ver si realmente hay tantas ausencias, pero si las hay lo único que hace es convertir a ese equipo en más peligroso todavía, porque la responsabilidad va a estar mucho más localizada y cuando los jugadores de ese nivel saben que tienen esa responsabilidad, indudablemente lo que no pretenden es fallarle a su entrenador para demostrarle que puede tener confianza incluso cuando también estén los otros. Por lo tanto, no es una ventaja para nosotros, más bien un inconveniente, aunque tampoco pensamos ahora mismo en los problemas que puede tener TAU.

Para ganar en Vitoria, habrá que hacer más de 80 puntos…
Lo que tenemos claro es que para ganar en Vitoria hay que hacer un partido rayando la perfección. Está claro que no es un equipo que te dé muchas oportunidades, porque juegan a un nivel muy alto y luego parece claro que siendo un equipo con un marcado carácter ofensivo, entrar a jugar un partido abierto con ellos al final siempre tienes la de perder. También parece evidente que nuestros guarismos tienen que subir, ya que no podemos ganar fuera anotando 60 puntos como ha sucedido en los últimos partidos. Vamos a ver cómo somos capaces de tener un ritmo de partido que nos permita tener opciones, consolidando aspectos como el rebote –es decir, no darle segundas opciones al rival- y las pérdidas de balón, porque ante un equipo como éste te van a anotar en contraataques. Por ello, para nosotros sería importante que nuestras posesiones fueran nuestras posesiones, que no las perdiéramos para que ellos las aprovecharan. En la primera vuelta defendimos a un gran nivel, pero no es fácil y más en Vitoria, máxime cuando están repletos de confianza por los últimos resultados.

Hay equipos como el ViveMenorca que han estado cerca de ganar en el Buesa Arena, un dato que denota que no es un conjunto invencible…
No, invencible no es, no hay ningún equipo que lo sea. Realmente son equipos que tienen sus puntos vulnerables, lo que pasa es que los muestran en muy contadas ocasiones y luego no nos olvidemos tampoco de que es un equipo que compite tres veces por semana: un domingo en la liga, un miércoles en Europa y otro domingo en la liga. Entonces, no siempre se puede estar brillante, porque además los partidos de Euroliga ya en esta fase les obligan a jugar a un gran nivel continuamente. Es normal que haya momentos que el equipo no pueda jugar siempre en la ‘quinta marcha’ como ellos suelen jugar. Si es cierto que a lo mejor tienen esos momentos en tres, cuatro o cinco minutos, donde son capaces de desplegar todo su potencial, donde te hacen parciales grandes. Pero, que hayan tenido problemas en casa, tampoco es determinante. En Vitoria es muy complicado sorprenderles; vamos a intentarlo, pero es muy complicado.

Se respira cierta tranquilidad por lo cercana que está la permanencia. ¿Puede ser ésta un arma de doble filo?
Yo tranquilo nunca estoy, es decir, estoy tranquilo en el sentido de que como he dicho muchas veces, sé un poco lo que nos espera: el calendario, los equipos, la dificultad… pero realmente tranquilo en cuanto a relajación porque la tenemos muy cerca, no lo estoy. Yo creo que en el momento en el que tú te paras, el que está detrás está intentando cogerte. Entonces, la relajación nunca es posible. Yo no creo que el equipo esté relajado, lo que ocurre es que una victoria estira mucho la ilusión, pero realmente yo veo que conseguir cuatro victorias está todavía lejano y duro. Ahora tenemos Vitoria, Joventut, Madrid… que son rivales ante los que podemos sumar, pero habrá que hacer las cosas muy bien para sumar ante esta clase de rivales. Lo que tengo claro es que no podemos dejar de pisar el acelerador en ningún momento, sobre todo un equipo como nosotros, que en el momento que no lo hagamos, nos convertimos en un equipo vulgar y eso no es que lo diga yo, es que los jugadores lo saben. El fiel reflejo lo vivimos el último día, cuando el equipo logró tener garra, anticipación y velocidad en el juego.
fuente

Polaris World C.B. Murcia