11 Febrero 2008




Los de Archena derrotaron al Ciudad Torrealta Molina en un choque que se decantó en el tercer cuarto, donde los rojillos abrieron brecha.
La final de la I Copa Adecco LEB Bronce acabó siendo una fiesta para el baloncesto murciano. Los dos conjuntos de la Región que militan en la categoría pusieron rúbrica a una buena primera vuelta.

Ciudad Torrealta Molina 70 – 91 Balneario de Archena

El choque comenzó de manera explosiva y con los de Javier Aguilar viendo aro con facilidad. 28- 21 al final del primer cuarto. En el segundo parcial la tónica cambió, esta vez era Balneario el que llevaba la voz cantante, así dio la vuelta al marcador y gracias a un tanteo de 16- 25 se fue al vestuario con una ventaja de dos puntos respecto a los amarillos. Tras la reanudación, llegaron los diez minutos clave para el desenlace de la final. Los de Molina sufrieron una pájara (9-30), en gran parte debida al buen trabajo de los rojillos tanto en ataque como en defensa. A los de Javier Aguilar no les salía nada. Los veintitrés puntos de desventaja al finalizar el tercer cuarto se antojaban prácticamente insalvables para la plantilla molinense. Sin embargo, no se hundieron e intentaron plantar cara a un Balneario que tenía los deberes hechos y que se limitó a no bajar los brazos excesivamente. Final y explosión de júbilo en la expedición archenera.

Los de Archena acabaron siendo mejores en todas las facetas del juego. Capturaron más rebotes (40 por 26), estuvieron más acertados en el tiro (65% por 57% en tiros de dos puntos, y 33% por 31% en el tiro de tres puntos) y recuperaron más balones (9 por 3).

En las filas amarillas destacó de manera especial José Expósito, gracias a sus 23 puntos y 5 rebotes.

En la plantilla del campeón, tres jugadores rebasaron la barrera de los 20 de valoración. Fernández (15 ptos, 8 rbts, 20 val.), Llorente ( 11 ptos, 5 rbts, 8 asistencias, 22 val.) y Beeson (26 ptos, 5 rbts, 26 val.) contribuyeron de forma relevante al triunfo final.
fuente

Rafa De La Peña