01 Febrero 2008

El técnico del Polaris World C.B. Murcia advierte de su próximo rival que “las veces que han jugado sin Borchardt y sin Scepanovic han ganado de forma muy merecida”


Manolo, ¿Crees que son muy significativas las bajas de Borchardt y Scepanovic?
Las veces que han jugado sin Borchardt y sin Scepanovic han ganado de forma muy merecida, ya que Gutiérrez y Page han estado a un gran nivel. Si pensásemos que, debido a las ausencias, va a ser un equipo más sencillo de vencer, cometeríamos un error. Ellos son conscientes de sus limitaciones y, a nivel grupal, a nivel de equipo, las responsabilidades están bastante bien asumidas. Yo creo que va a ser un partido bastante complicado para nosotros.

Precisamente en Granada no estaba Borchardt y al final se perdió en la prórroga…
Ya perdimos sin Borchardt en Granada en la primera vuelta. Sobre todo fue un gran partido en el que algunos de los jugadores estuvieron a un gran nivel. Por ejemplo, Gutiérrez fue el detonante en un momento determinado de la remontada junto con Gianella. Creo que por ahí tenemos que tener cuidado porque es un equipo que está acostumbrado a jugar con este tipo de ausencias. Borchardt es un jugador que en distintos momentos de la temporada, debido a problemas físicos, no ha estado, y el resto de los jugadores han elevado su nivel. No creo que el hecho de que vengan sin éste sea una ventaja para nosotros, porque esto crea un efecto en el equipo: que todo el mundo se une más para suplir esta ausencia importante. Espero que en nosotros no se dé el efecto de la relajación, sería un gran error.

¿Qué tal Lou Roe, ahora que lleva dos semanas trabajando con el equipo?
Ha estado trabajando toda la semana con nosotros y lo hará también hoy y mañana. Espero que ahora esté un poco más metido en lo que son los sistemas del equipo, que conozca un poco mejor a sus compañeros y, lo más importante, que se vaya encontrando mejor tanto físicamente como dentro del entorno del conjunto. Yo creo que va mejor que en la primera semana, pero sigo pensando que aún le quedan, por lo menos, quince días más para que podamos ver al mejor Lou (Roe). Será pasado el parón de la Copa, cuando podamos trabajar más intensamente.

Quizás guardan de la ida la rabia de no haber podido amarrar aquella victoria…
No hay ninguna espina clavada. Yo creo que ellos ganaron un partido que lucharon hasta el final, mientras nosotros cometimos el grave error de tener un choque bastante abierto. Entramos en la precipitación, en las pérdidas de balón y en los errores continuos que llevaron a que ellos pudiesen entrar en una prórroga del partido. Son cosas que ocurren, pero no son ninguna espina clavada. Queremos ganar, porque nos toca, porque jugamos en nuestra pista, porque necesitamos la victoria, porque es un rival directo y porque queremos ganar a un conjunto que, en definitiva está peleando por lo mismo que nosotros.

¿Qué es lo más importante?
Lo más importante siempre es ganar, hay que sumar una victoria. Luego ya veremos si se puede o no conseguir el average, pero para nosotros lo más significativo es irnos al parón de la Copa con nueve victorias. Se trata de afrontar el partido con la seriedad que merece y luego con la inteligencia para saber que es un rival directo que actualmente tiene una victoria más que nosotros. Sin embargo, si ganásemos, estaríamos igualados y, si encima fuésemos capaces de conseguir el average, sería un plus para nosotros por lo que pueda pasar en el futuro. Eso, en este orden, es lo más importante.

¿Crees que Lou Roe ha dado estabilidad al Polaris World C.B. Murcia?
Creo que el equipo siempre ha estado estable. No he visto ningún momento en el que hayamos estado especialmente nerviosos o inquietos. Siempre ocurre después de una derrota, siempre hay una cierta tensión, pero nunca he visto inestabilidad ni nada que nos llevase a sentir una sensación de inquietud. Lou Roe es un jugador que se ha ganado el respeto por quién es y por sus resultados anteriores. Dentro del equipo se le ha acogido muy bien y todos le respetan. Veo que se está intentando adaptar al trabajo para el que se le ha fichado con muy buena disposición cada día en el entreno. Él sabe que tiene que mejorar. Ahora veo tranquilidad en el equipo, no relajación. Esto no es malo porque tener tranquilidad significa que estamos seguros y conscientes de nosotros mismos y creo que la inquietud o la euforia son malas, pero, la tranquilidad es una buena sensación para tener dentro de un equipo.

¿Qué tal Juanjo Triguero, que parece que últimamente ha bajado el nivel?
Habría que ver si realmente se extiende o no el tema en las próximas semanas. Ha tenido algún pequeño problema físico y se le ha notado en estos últimos partidos. Esperemos que, con el trabajo y con el seguimiento que le hacen los médicos y los fisios, volverá a recuperar el nivel físico. Llevamos desde la semana pasada trabajando con él. Es cierto que en las últimas jornadas no ha estado al nivel exuberante que estaba, pero también es normal. Hay que entender que, durante diez meses, los jugadores pasan por distintos estados de forma y, quizás él en estos dos últimos partidos, contra Estudiantes y Unicaja, no ha estado lo brillante que esperábamos, pero confío en que vuelva a ese nivel. Ahora bien, tenemos que ser comprensivos y entender que la maquinaria, que al cuerpo, biológicamente, le es muy complicado mantener continuamente ese nivel.

Realmente se ha convertido en una pieza clave…
En otros jugadores, cuando se da esta situación, es uno por otro. Sin embargo, la sensación que tenemos es que Juanjo (Triguero) se ha hecho un poco imprescindible y en realidad tampoco es así, porque, si él no está bien, tenemos otros jugadores que pueden ocupar su lugar. De todas formas, confío que, frente al Granada, esté bastante mejor.

¿Qué opinas sobre Granada?
Granada es un equipo que no cambia demasiado su filosofía. Quizás lo único que ocurre es que, si no está Borchardt, los balones interiores llegan a otro tipo de jugadores, sobre todo a Gutiérrez. Pero su manera de jugar es siempre la misma. Es un equipo que está jugando con cuatro jugadores muy abiertos, porque Page y Nacho Martín son jugadores que tiran mucho desde la línea de 6’25, entonces abre mucho el campo y provoca muchas situaciones de penetración.
Hay muchas canastas en penetraciones, muchos uno contra uno, muchos tiros abiertos, sobre todo de Udrih y de los otros jugadores grandes y esto es un problema porque, técnicamente abren muchos espacios en tu defensa para buscar canastas fáciles. Cuando está Borchardt el juego sigue siendo el mismo pero hay una referencia interior más clara, más balones al poste bajo. Cuando no está, suplen esa carencia buscando mucho más a Gutiérrez y Dylan Page se abre mucho más para tirar. En esos dos aspectos tenemos que estar muy atentos, en los espacios y en las penetraciones y, sobre todo, en el juego abierto. Creo que, en ese sentido, la defensa tiene que estar bastante sólida. Defensivamente, va alternando. Aprovecha que juega con pequeños para presionar bastante en media pista, suelen hacer defensas alternativas en muchos momentos para quitarse el tiempo del partido. Es un equipo que, si está hipermotivado, es muy difícil de ganar. Y es que la mayoría de jugadores lleva mucho tiempo jugando juntos. El bloque es tan sólido que lleva al menos tres temporadas junto. Eso se nota muchísimo. Sobre todo, cuando hay un momento malo en el partido, ese entendimiento es fundamental.


fuente

Polaris World C.B. Murcia