02 Enero 2008

El escolta del Polaris World C.B. Murcia espera “jugar mucho más, por lo menos a un alto nivel”


El escolta del Polaris World C.B. Murcia Pedro Robles jugará este domingo en Valladolid su partido número doscientos cincuenta en Liga ACB. Se trata de una cifra muy elevada: “Si cuando subí al primer equipo de Estudiantes, me hubiesen dicho esto, no me lo habría creído”, reconoce. De todos estos encuentros que ha jugado, lo que más valora es “el haber estado entrenando con buenos jugadores y el haber sido importante en algunos equipos”, aunque también destaca “algún titulo conseguido con Pamesa o Estudiantes”. Después de este amplio abanico de recuerdos, lo único que espera es “jugar mucho más, por lo menos a un alto nivel”.

El madrileño se formó en la cantera del Estudiantes y más tarde llegó a militar en su primer equipo, con el que debutó en la máxima categoría de baloncesto español. Fue el 28 de abril del 98, en un encuentro frente al entonces Real Madrid Teka, cuando Pepu Hernández le dio la oportunidad de jugar su minuto y doce segundos de gloria, a lo largo de los cuales anotó 2 puntos, realizó una asistencia y robó un balón. Aunque hace tiempo ya de esto, el escolta rememora “ese año en el que, a pesar de no pertenecer todavía al primer equipo, estaba entrenando con él”. “Ese aprendizaje fue muy importante para mí y me ha servido en el futuro”, destaca.

Se mantuvo en el conjunto madrileño a lo largo de tres temporadas más. En 2001 se marchó al Gijón y en la campaña siguiente formó parte de la armada del Pamesa. En 2003-04 y 2004-05 figuró en la plantilla tinerfeña y el año siguiente fichó por dos temporadas en Murcia. En la primera fue uno de los artífices del ascenso polarista. De aquel equipo que consiguió llegar a la ACB, sólo él y Juanjo Triguero continúan. De hecho, Robles renovó el pasado verano por este equipo, en el que ha pasado “una de las temporadas más importantes” de su carrera. “Vine a Murcia después de un mal año en Tenerife y conseguí un éxito importante para el club, el ascenso, y un poco de estabilidad, después de tres años”, cuenta. El madrileño destaca la buena temporada que hizo el año pasado, en la que disfrutó mucho “con el equipo”.
fuente

Polaris World C.B. Murcia